Cómo abonar las plantas de Marihuana


Saber cómo abonar plantas de Marihuana y lo más importante, cuando hacerlo… es algo que no siempre tenemos claro y puede llevarnos a cometer el enorme error de abonar cuando no es necesario. Todas las plantas sean de cannabis o de cualquier otra especie, consumen recursos del sustrato (nutrientes) para desarrollar su masa vegetal.

Abonar es lógicamente una excelente opción para que nuestra planta crezca o florezca de forma sana, vigorosa y sin ninguna carencia. Pero abonar en exceso o hacerlo cuando no es necesario, puede dar como resultado una planta débil, poco desarrollada o incluso encaminada hacia una muerte prematura.

El exceso de abono no solo puede quemar las raíces de nuestra planta, sino que puede bloquear la absorción de nutrientes de forma que aunque el sustrato tenga los nutrientes necesarios… la planta no pueda consumirlos. Es muy común pensar que cuanto más abono pongamos más y mejor va a crecer nuestra planta, esto es un grave error que puede perjudicarnos mucho. Abonar está bien, pero en su correcta medida y cuando corresponda.

Plantas de Cannabis

Qué abonos utilizar para el ciclo de crecimiento

En la etapa de crecimiento cuando nuestra planta gana altura y desarrolla su tallo principal y ramas, el nutriente que más consume y con diferencia es el Nitrógeno, seguido del Fósforo y del Potasio.  Así que para la etapa de crecimiento debemos usar abonos ricos en estos elementos (NPK).

Gracias al trabajo de miles de Grow Shops y Viveros, tenemos a nuestra disposición centenares de opciones a la hora de elegir un abono para nuestras plantas de Marihuana. Abonos minerales (también llamados abonos químicos) o abonos naturales ( bio). La diferencia entre ellos radica en su origen y composición.

Obviamente lo natural siempre es mejor, más sano. Por lo que sin duda recomendamos usar abonos naturales (BIO), aunque reconocemos que los abonos minerales son perfectamente validos y muy prácticos también. Podemos incluso hacer nosotros mismo el abono de crecimiento de forma casera, para ahorrar un poco de dinero, siempre que tengamos tiempo y espacio para elaborarlos. Como por ejemplo, el purín de ortigas que es un excelente abono de crecimiento rico en Nitrógeno. El humus de lombriz es también una excelente opción 100% natural.

purin de ortigas

Qué abonos utilizar para el ciclo de floración

Durante la etapa de floración de nuestras plantas de Cannabis, los nutrientes que más se consumen son y con diferencia el Fósforo y el Potasio, imprescindibles para la formación y desarrollo de nuestros queridos cogollos. Estos dos macro-nutrientes son los responsables de que podamos obtener cogollos de buen tamaño, densos y pesados (aunque aquí también tiene mucho que ver la genética de la planta).

AL igual que ocurre con los abonos de crecimiento, en Grow Shops y Viveros podemos encontrar centenares de abonos de floración ya preparados para su uso. Tanto en formato mineral como en formato natural (BIO), una excelente opción para quienes buscan la comodidad o no disponen de tiempo para elaborar abonos de forma casera.

Para quienes si disponen de tiempo y espacio, pueden elaborar ellos mismos sus abonos de floración de forma totalmente casera, ahorrando así un poco de dinero y aportando a la planta nutrientes 100% naturales. Como por ejemplo un té de plantano rico en potasio acompañado de un té de guano rico en fósforo. Las cenizas de madera en su justa medida, harina de hueso o estiércol son también unos excelentes abonos biológicos.

guano


Cuando abonar las plantas de Marihuana

No existe una fecha concreta para abonar nuestras plantas de Marihuana, debemos observar como evolucionan y en consecuencia abonarlas cuando lo necesiten. Así que lo que haremos es enseñar como saber cuando nuestra planta necesita ser abonada.

Aquí debemos diferenciar claramente los cultivos realizados en maceta (tanto en interior como en exterior) y los cultivos realizados en el propio suelo (tierra madre).

Los cultivos que se realizan en macetas pueden variar mucho, ya que todo depende de la calidad de la tierra que estemos usando y de la cantidad, o lo que es lo mismo, de la capacidad de la maceta. Si utilizamos macetas de 12 litros de capacidad o más y suponiendo que hemos comprado tierra en un Grow Shop o Vivero, es decir, que es tierra de calidad… No es necesario abonar hasta que nuestra planta tenga entre cuatro y cinco semanas de vida como mínimo.

La tierra de calidad ya tiene todos los nutrientes necesarios para nuestra planta y abonarla antes de tiempo supondría un exceso de nutrientes que pueden producir graves problemas en nuestro cultivo. No es necesario utilizar ningún tipo de abono durante las cuatro primeras semanas de vida, siempre y cuando se den esos dos factores : Tierra de calidad + Maceta mediana – grande.

marihuana en macetas

Una vez pasadas las primeras cuatro primeras semanas de vida, debemos observar el color y el vigor de nuestra planta. Si las hojas nacen con un verde claro es posible que un extra de Nitrógeno no les venga mal, sin embargo si las hojas nacen con un color verde intenso – verde oscuro, no es necesario utilizar ningún tipo de abono.

Utilizando macetas de gran volumen (50 litros o más) normalmente no es necesario abonar en la etapa de crecimiento hasta llegar a la séptima u octava semana, ya que con tanta cantidad de tierra los nutrientes disponibles son más que suficientes.

Si el cultivo es en interior, si que es recomendable abonar un poco justo antes de pasar al ciclo de floración. Ya que durante las primeras semanas de floración nuestra planta dará un estirón importante y necesitará ese extra de nutrientes.

Durante el ciclo de floración, cuando apreciemos que comienzan a formarse las primeras flores… es cuando deberemos comenzar a abonar suavemente con una bono rico en Fósforo y Potasio (PK). Iremos aumentando el nivel de abono conforme nuestras plantas vayan formando y engordando los cogollos hasta dos o tres semanas antes de cortarlas / cosecharlas.

En cultivos realizados en el propio suelo (tierra madre), las cosas pueden cambiar mucho. Al estar en contacto con una fuente prácticamente ilimitada de nutrientes (suponiendo que se trata de tierra de calidad), normalmente no será necesario utilizar ningún tipo de abono hasta la octava semana de crecimiento, o incluso más tarde.

Cuando apreciemos un color claro en las hojas nuevas, sabremos que debemos comenzar a utilizar algún tipo de abono para crecimiento. Cuando la planta muestre los primeros síntomas de que está comenzando a formar flores ,es cuando debemos comenzar a utilizar algún abono rico en floración para ayudar a engordar esos cogollos (rico en PK).

marihuana en floracion

Cómo abonar plantas de Marihuana

Si el cultivo es en exterior en el propio suelo (tierra madre), lo más recomendado es utilizar abonos orgánicos tales como el propio estiércol. Una palada de estiércol junto a la base del tronco, bien esparcida, es más que suficiente para que nuestra planta adquiera todos los nutrientes necesarios.

Si no tenemos estiércol, podemos usar guano, cenizas, harinas de huesos… etc…  Si por contra preferimos utilizar abonos minerales (químicos), debemos hacerlo mezclándolos en su dosis correcta con el agua de riego. Los fabricantes de abonos explican claramente qué dosis debemos utilizar, normalmente lo encontraremos impreso en la etiqueta del propio abono, pero no debemos hacerles tampoco mucho caso…. con utilizar la mitad de la dosis que indican, es más que suficiente.

En los cultivos de Marihuana en los que utilicemos maceta, es más complicado usar estiércol (sobre todo si es un cultivo de interior), ya que puede atraer mosquitos / insectos no deseados y dejar un olor muy desagradable. Lo mejor aquí es usar abonos ya elaborados, bien de forma artesanal como el té de plátano o el purín de ortigas, o bien comprados en una tienda.

Sea cual sea el tipo de abono que elijamos (químico u orgánico), debemos usarlos siempre con precaución. Recordar que es mucho mejor quedarse cortos que excederse con el uso de abonos. Un uso abusivo de abonos provocará un sabor muy malo al fumar los cogollos, una posible sobre-fertilización o incluso la muerte de la planta. Si por contra nos quedamos cortos, la planta mostrará alguna carencia en sus hojas que nos indicará que necesita un poquito más y bastara con añadirlo en el próximo riego.

Lo más cómodo sin lugar a dudas es utilizar abonos ya preparados y listos para ser diluidos en el agua de riego. No hace falta que compréis siete botes de abonos (estimulador + enzymas + potenciados + PK + bla bla bla), eso es solo marketing comercial para que os gastéis el dinero… buscar un abono de floración rico en PK y listo, no hace falta nada más.

Usarlo a mitad de la dosis indicada y nunca os pasareis con la cantidad de abono utilizado. Hay que dejar de abonar dos o tres semanas antes de cortar / cosechar y realizar un lavado de raíces.

abonos para marihuana

¿Cuales son los mejores abonos para la Marihuana?

Bueno… como en todo en esta vida, cada maestrillo tiene su librillo, o lo que es lo mismo, cada cual tiene su opinión. Simplemente os dejamos un par de enlaces que os van a servir de mucha ayuda a la hora de decidiros por un abono de calidad:

planta de marihuana en exterior

Aparte de todo lo explicado, has de saber que cada variedad de Marihuana tiene unos niveles diferentes de consumo de nutrientes. Algunas plantas como por ejemplo la Blueberry, apenas necesitan abono y si te pasas lo más mínimo la planta se reciente. Otras sin embargo como la Critical, pueden consumir grandes cantidades de nutrientes por lo que abonarlas es muy recomendable. Has de estudiar la genética de tu planta, buscando información por Internet para saber más sobre ella y entre tantas cosas, como reacciona frente a los abonos.

Por otro lado, no existe ninguna ley escrita sobre como o cuando abonar, lo expuesto en este articulo se basa en la experiencia de muchos años de cultivo para consumo personal. Puede o no coincidir con la opinión de otros cultivadores con experiencia como nosotros.Guardar