Aceite de CBD


Cada vez son más y más los estudios científicos donde se está experimentando con las cualidades de los cannabinoides. Sus cualidades medicinales parecen ser tantas, que probablemente estemos ante una nueva revolución. A grandes rasgos se puede afirmar que solamente hay conocimientos reales sobre tres o cuatro cannabinoides de los más de sesenta que tiene una planta de Marihuana.

El CBD (cannabidiol) y el THC (tetrahidrocannabinol) son los que más entusiasmo están creando en la comunidad científica. Es en concreto el aceite de CBD lo que parece estar mostrando increíbles resultados a niveles medicinales. Las plantas de cañamo contienen muy poco contenido de THC pero mucho de CBD, por lo que podemos cultivarlas legalmente en muchos países y obtener de ellas un aceite con un alto contenido en CBD.

aceite-cbd

Las plantas de cannabis por contra, tienen un alto contenido en tetrahidrocannabinol y un bajo contenido en cannabidiol, es decir, mucho THC y poco CBD a niveles generales. Aunque gracias al cruce de plantas de cannabis con plantas de cáñamo, actualmente también existen plantas con niveles similares de THC y CBD.

Para tener aceite de CBD tenemos dos opciones, comprarlo ya elaborado (ya que es completamente legal) o hacerlo nosotros mismos. Si queremos hacerlo nosotros y basándonos en lo expuesto anteriormente, es recomendable utilizar plantas de cañamo si queremos obtener un aceite con mayor porcentaje de CBD o plantas de cannabis seleccionadas para obtener una relación más o menos equivalente entre CBD y THC.

aceite-de-marihuana

Existen muchos tipo de extracción para obtener lo que llamamos aceite de marihuana, aunque posiblemente el más conocido sea el de Rick Simpson. El proceso sea cuál sea el medio, consiste en extraer los cannabinoides o tricomas de la materia vegetal, cabe recordar que los cannabinoides se encuentran dentro de las cabezas de los tricomas.

Hay quien utiliza gas para este proceso, algo que se denomina BHO (butan hash oil), o quien utiliza alcohol en un proceso denominado QWISO (Quick Wash ISO). El problema es que hay que utilizar un disolvente para extraer los cannabinoides del resto de la materia vegetal, así que debemos usar uno que no deje después contaminantes.

rosin hash notas de humo

En la actualidad se está dejando de utilizar disolventes y poco a poco se va implementando una novedosa técnica de obtener el aceite de un cogollo, mediante presión y calor. Esta nueva metodología se conoce cómo la técnica de Rosin. Y en la actualidad podemos encontrar diferentes aparatos que la emulan, con los que podemos obtener de la forma más pura el aceite, sin solventes ni contaminantes.

Guardar