Top variedades de Marihuana Sativa


Como siempre venimos haciendo cuando quedamos para relajarnos un rato fumando marihuana…. hablamos de las variedades sativas mas notorias que recordamos, las que por un motivo y otro se han guardado un hueco en nuestra memoria, por lo que no podíamos dejar la ocasión de hablar un poco sobre ellas:

Super Silver Haze

Un clásico entre los clásicos, una variedad que nunca decepciona y que jamás te cansarás de fumar. Su floración ronda entre las diez y las once semanas, para obtener una maduración óptima. Hay quien la corta un poco antes indicando que así se obtienen efectos más psicoactivos. Quién sabe… quizás incluso tengan razón.

Cada vez que he cultivado y fumado esta variedad, me ha sorprendido más y más. El efecto se hace notar muy rápidamente, es fuerte y duradero. Te activa la mente instantáneamente, casi que parece que te has tomado otra cosa por otro agujero cercano a la boca…

Su sabor es exquisito, una mezcla entre amaderado con un toque floral / frutal, predominando el sabor a madera. De fondo quizás algo picante, muy sabroso y reconocible. Cada bocanada te llena el paladar de sabor, que sigue desarrollándose por momentos, sin dejar que lo olvides ni por un instante, sencillamente exquisito.

Es una variedad que estira mucho, por lo que hay que cultivarla en lugares donde la altura no sea un problema o realizarle alguna técnica para limitar su altura. Un cropeado quizás sea lo más recomendado para no desperdiciar ni una sola punta.

Como curiosidad, cabe destacar que esta misma variedad ganadora de tantos premios, ha sido presentada por otros bancos con otro nombre comercial, arrasando igualmente en campeonatos y catas cannábicas. Se la llame como se la llame, es una de las mejores opciones en variedades sativas de las que podemos disfrutar.

super silver haze.

Hawaii Maui Waui

Otra de las clásicas variedades que aún a día de hoy se comercializan, afortunadamente. Quizás no sea una de las sativas más conocidas, pero eso no significa que no sea una de las mejores. Es una sativa tropical, proviene de Hawaii obviamente y su aspecto puede resultar algo curioso, espigada y variopinta.

Esta variedad la he cultivado en exterior en pocas ocasiones, aunque no por falta de ganas, sino por falta de sitio y tiempo. Tiene un efecto muy bueno, no muy potente pero sí atractivo, te activa la mente y fluye la inspiración, sin llegar a pasarse ni dejarte excesivamente tostado.

El sabor es más frutal de lo que se espera al olerla, una mezcla de frutas tropicales verdes y maduras combinado con toques cítricos y herbales. No es un sabor muy penetrante pero sí bastante bueno al paladar. El olor de los cogollos es similar, aunque no destaca tanto a fruta como en el sabor una vez fumada.

Es una variedad que también estira mucho durante la floración, como la mayoría de las variedades sativas. Con el añadido de que es espigada por lo que si sufres en la zona de cultivo de rachas fuertes de viento, quizás sea mejor ponerle un buen soporte para evitar que se partan sus principales ramas.

Esta variedad es de la vieja escuela, cuando apenas existían un puñado de bancos de semillas y sólo se comercializaban unas pocas variedades… estaba allí bien presente. Aún a día de hoy podemos adquirirla en formato regular, algo que realmente se agradece.

Hawaii Maui Waui.

Santa Sativa

No sabemos si es una variedad santa pero seguro que tras probarla os pone a rezar. Esta sativa lo tiene todo, buena producción, buena cantidad de resina y un efecto muy estimulador a nivel cerebral que irá desapareciendo poco a poco, sin grandes sobresaltos. De aspecto fuerte y robusto, se convierte en una variedad ideal para cultivar donde el viento sopla con fuerza.

Al cultivar esta variedad descubrí que la paciencia tiene un limite y que a veces se termina. Es una de las variedades que parece que nunca terminan el periodo vegetativo, incluso cuando está terminando de florecer sigue creciendo jajaja, algo positivo por el aumento proporcional de producción pero a tener en cuenta si la altura es un problema (aunque nada que no se solucione con el clásico cropeado).

El sabor es diferente al de las comentadas anteriormente, aquí predominan con fuerza los matices a pino y a madera, te llenan el paladar y te mantiene el sabor desde la primera a la última calada. Es una variedad muy olorosa, incluso seca huele mucho más de lo habitual, algo a tener en cuenta si tenemos vecinos cotillas o vecinos fumetas con la mano alegre….

Muy vigorosa, de sabor marcado y olor fuerte. Su floración es de diez semanas para obtener una producción en su punto óptimo de madurez, producción abundante por cierto.

Como curiosidad, se trata de un híbrido con predominancia sativa pero que conserva su puntito físico. Cuando nuestra mente se vaya despejando nuestro cuerpo se irá relajando. Curioso efecto desvanecedor que parece ir por fases para que no termines nunca de disfrutarla ;).

santa sativa.

Dutch Haze

Una sativa que no podemos dejar escapar si apreciamos el sabor que sólo las buenas Haze nos saben aportar. Podría decirse que se trata de una sativa pura pero en realidad es un híbrido con predominancia sativa. Es una de las variedades que todo cultivador ha de tener siempre a mano, de esas variedades de las que nunca te cansas de fumar. Su combinación de efecto y sabor es tremenda.

Cultivando Dutch Haze has de tener presente dos cosas: que la altura sí puede llegar a ser un problema aunque nadie la mire (después hay que escalar a la cima….) y que esperar once semanas de floración, realmente merecen la pena. Sí, once semanas para obtener una maduración óptima, pero creedme cuando os digo que merece la pena la espera.

El sabor es prácticamente puro Haze, pero ¿qué es el sabor Haze? Es una combinación perfecta de matices a madera e incienso, con tonos metálicos finales. Como si de un catador de vino se tratara… sólo lo comprenderéis cuando la fuméis. Un sabor exquisito acompañado de un efecto mental muy estimulante y placentero, una maravilla para la mente.

Es una variedad que estira bastante, aunque por fortuna es fuerte y capaz de soportar por sí misma el peso de sus cogollos. Si le dais un buen crecimiento se puede convertir en una planta monstruosamente alta, por lo que vigilad si tenéis la altura limitada, no sea que choque con alguna nube…. ;).

Como curiosidad, es una variedad bastante productiva, que en combinación con su altura, puede resultar muy beneficiosa ya que nos aportará cogollos para fumar todo el año, siempre y cuando se cultive en exterior y sin limitaciones.

haze haze.

Super Lemon Haze

Llega una de mis variedades predilectas, la reina de las reinas. Se trata de un híbrido de predominancia sativa capaz de enamorar a los fumadores con más callo. Aunque tu tolerancia al THC sea la más elevada de tu pueblo, créeme cuando te digo que esta variedad no te va a dejar indiferente.

Cultivando Super Lemon Haze… bueno, en realidad siempre hay algún ejemplar en casi todos mis cultivos, ya que le tengo un especial aprecio… Comprobaréis que existen un par de fenotipos claramente distinguibles, uno de aspecto híbrido, de gran altura y grandes y densos cogollos y otro de aspecto mucho más sativo, de cogollos menos intensos pero igualmente sabrosos. Dado que ambos fenotipos me proporcionan cogollos ricos, si me dan a elegir me quedo con el de aspecto híbrido, por su altura inferior y su producción superior jejeje.

El sabor es sencillamente perfecto, por lo menos, para mi paladar. Una combinación de cítricos y haze que ninguna otra variedad es capaz de aportar. Matices de limón e incienso perfectamente mezclados, de gran intensidad al fumar. Deja un aroma inconfundible donde se fuma, y un sabor exquisito a quien la fuma… Tantos halagos la van poner roja.

El efecto es muy bueno, fuerte (muy fuerte para quienes tienen poca costumbre / tolerancia) y duradero. La inmensa capa de resina que cubre los cogollos ya nos da una idea de lo que nos espera al fumarla, pero poco concreta… el efecto siempre sorprende.

Es una variedad vigorosa, a excepción del fenotipo más sativo que quizás precise de tutor, por lo general soporta bien el peso de sus propios cogollos, que no es poco. Se trata de una variedad muy productiva que estará en su punto óptimo de cosecha tras diez semanas de floración.

Sin lugar a dudas es una variedad que a nivel personal nunca me cansaré de recomendar y no es que el resto sean malas, sino que ésta es tremendamente buena.