¿Que semillas de Marihuana comprar?


Existen varios tipos de semillas de Marihuana que se pueden clasificar en sencillas categorías, las cuales vamos a explicar detalladamente a continuación dado el volumen de peticiones que tenemos en nuestro mail.

Muchas de esas peticiones son para comprar semillas, un servicio que de momento no ofrece esta web, aunque podéis hacerlo a través de nuestros patrocinadores, los cuales podéis ver mediante banner publicitario en lateral derecho de vuestra pantalla.

Lo que haremos a continuación es explicar que tipos de semillas de marihuana existen para que sepáis cuales son las que mejor podríais cultivar, las mas indicadas a vuestras necesidades o las que mas se asimilan a vuestros gustos.

semillas de marihuana feminizadas

Comprar semillas de marihuana lo podéis hacer en cualquier grow shop, tanto físico como online, pero lo que aquí vamos a explicar son las características de cada tipo de semilla, ya que al contrario de lo que mucha gente piensa, existen multitud de tipos y miles de variedades dentro de cada tipo de semilla de cannabis.

Las semillas de marihuana se dividen en dos categorías principales, las semillas de marihuana feminizadas y las semillas de marihuana regulares.

Las semillas de Marihuana feminizadas son aquellas que siempre darán ejemplares hembras, es decir, todas las semillas son de sexo femenino que nos proporcionaran bonitos cogollos cuando florezcan (se supone que todas, pero siempre sale alguna “rarita” de vez en cuando). Eligiendo sembrar semillas de marihuana feminizadas nos ahorraremos dinero y tiempo descartando las plantas macho, ya que los machos no se fuman y precisamente fumar… es lo que busca la inmensa mayoría de la gente que cultiva marihuana, bien sea para uso lúdico o medicinal.

semillas de marihuana regulares

Las semillas de Marihuana regulares son aquellas que pueden ofrecernos ejemplares masculinos o femeninos, plantas macho o hembra. Si elegimos cultivar semillas regulares seguramente nos ahorremos unos euros, dado que por lo general son mas económicas, pero tendremos que identificar y eliminar las plantas masculinas cuando comiencen a florecer, para que no polinicen (fecunden) a las plantas hembra.

La diferencia al fumar, en el sabor o efecto entre una planta de cannabis hembra obtenida de una semilla feminizada y una planta de cannabis hembra obtenida de una semilla regular, es inexistente. Nadie puede diferenciar el origen de una planta solo al fumarla, porque no existen diferencias.

Aunque también es cierto, que las semillas regulares de marihuana pueden darnos muchos mas fenotipos y por consiguiente mayor diversidad de efectos y sabores que las semillas feminizadas. Todo tiene sus pros y sus contras… si lo que buscamos es facilidad y no complicarnos eliminando machos, la mejor elección serán las semillas feminizadas.

Si por el contrario apreciamos la diversidad y la pureza, lo que buscamos es algo diferente y no nos importa dedicar algo de nuestro tiempo, esfuerzo y espacio a seleccionar machos y hembras…. nuestra mejor elección serán las semillas regulares.

comprar semillas de marihuana

¿Como se obtienen o elaboran las semillas feminizadas y las regulares?

Las semillas de marihuana feminizadas se obtienen partiendo de un mismo ejemplar hembra, el cual se clonará para aplicarle ciertos productos químicos que harán que revierta su sexo y desarrolle flores masculinas, las cuales se usaran para polinizar el ejemplar inicial obteniendo así semillas feminizadas S1.

También se pueden elaborar usando dos ejemplares de sexo femenino diferentes, usando los mismos productos químicos sobre uno de ellos para que revierta su sexo y polinizar al otro, se esta forma se obtendrán también semillas feminizas. En esta guía se explica paso a paso como elaborar semillas feminizadas de forma casera.

Las semillas regulares se obtienen de forma mas natural, sin necesidad de químicos. La naturaleza realiza todo el trabajo como sucede con otras especies vegetales. Una planta de marihuana masculina poliniza con la ayuda del viento, insectos o el propio ser humano una o varias plantas de marihuana de sexo femenino, obteniendo así semillas de marihuana regulares.

semilla de cannabis

Una vez que ya hemos decidido que tipo de semillas de cannabis queremos, femenizadas o regulares, debemos plantearnos otra opción importante…. ¿queremos que nuestras semillas sean “normales” o “autoflorecientes”?

Si…. dentro de las categorías antes explicadas, tenemos estas dos nuevas categorías…. es decir, podemos comprar semillas feminizadas normales o semillas feminizadas autoflorecientes, lo mismo ocurre con las semillas de cannabis regulares.

Las semillas de marihuana auto-florecientes son aquellas no precisan de un ciclo lumínico determinado para comenzar a florecer. Las plantaremos y ellas solas crecerán y comenzaran a florecer cuando les venga en gana, por lo general crecen durante un mes y florecen durante dos mas, siendo un total de tres los meses necesarios de cultivo antes de cortarlas.

Este tipo de semillas está mas orientado hacia el cultivo en exterior, bien sea en plena montaña o en nuestro balcón. Requieren de una gran cantidad de horas de luz para ofrecer buenos cogollos, por eso están mas indicadas al cultivo en exterior, donde la luz del sol es gratis y no nos arruinará con la factura eléctrica. Suelen ser plantas de porte bajo o medio, no crecen mucho y en consecuencia, tampoco producen mucha cantidad de cogollos (en comparación con las semillas no-autoflorecientes / normales).

semilla de marihuana creciendo

Las semillas de marihuana normales (no auto-florecientes), son aquellas que si precisan de un ciclo lumínico para comenzar a florecer. Pueden utilizarse tanto en cultivos de interior como de exterior ofreciendo muy buenos resultados.

En los cultivos de exterior, suelen germinarse y plantarse en primavera, cuando las temperaturas comienzan a ser mas cálidas. Durante la primavera y gran parte del verano crecen sin parar, ensanchando también y convirtiéndose en grandes y frondosas plantas. A mediados / finales del verano comienzan a florecer y es hacia el final de verano o principios de otoño cuando suelen cosecharse. Al ser plantas que adquieren una gran altura (si las dejamos, no las podamos y las atendemos bien), su producción de cogollos puede ser descomunal.

En cultivos de interior debemos manejar el ciclo lumínico de forma artificial para indicarle a la planta cuando debe crecer y cuando florecer. El crecimiento debe ser de como mínimo cuatro o cinco semanas, que es el tiempo que necesita la planta para madurar sexualmente. El ciclo de crecimiento se identificas por tener mas horas de luz que de oscuridad, por lo general suele usarse un foto-periodo de 18 horas de luz continua y 6 de oscuridad, aunque también pueden aplicarse 24 horas de luz continuada sin problemas.

Cuando queramos que los ejemplares comiencen a florecer, solo deberemos cambiar el ciclo lumínico a 12 horas de luz continuada seguidas de 12 horas de oscuridad absoluta y continuada. De esta forma nuestras plantas comenzaran a florecer, por lo general y dependiendo de la variedad, tardaran entre ocho y doce semanas en estar listas para ser cosechadas.

Como veis, existen varias posibilidades a la hora de elegir una semilla de marihuana…. y si esto os parecía poco…. ya veréis cuando os digamos que dentro de cada una de las opciones / categorías que hemos descrito, existen cientos, incluso miles de variedades diferentes. Cada una de ellas, se caracterizará por su sabor, efecto, olor, facilidad de cultivo, etc…  clasificadas también por tipos, los cuales podéis ver desde el enlace tipos de marihuana.

Guardar

Guardar