Tipos de luz para el cultivo de Marihuana


Cuando cultivamos Marihuana en el patio de casa, terraza, jardín o en mitad de la montaña, no necesitamos preocuparnos de si nuestra planta está recibiendo una buena iluminación pues no hay nada más potente y natural que la luz del sol. Pero… ¿qué sucede cuando cultivamos cannabis en interior? Existen muchos tipos de luz para los cultivos de interior, por lo que decidirse por el mejor puede ser algo complejo en ocasiones.

Dependiendo de la etapa del cultivo (crecimiento o floración), del espacio  y medios disponibles, es recomendable usar un tipo de iluminación especifica. Algunas bombillas emiten muchísimo calor, otras luz fría, diferentes espectros lumínicos, potencias…. ¿Qué iluminación elegir para mi cultivo de marihuana?

lámparas-led-en-cultivo-de-marihuana2

Aunque pueda parecer algo obvio, quizás sea de gran ayuda para los más nuevos en el mundo del cultivo repasar algunas ideas básicas sobre el cultivo de interior. Para poder así determinar que tipo de luz utilizar en cada ciclo.

El cultivo de marihuana en interior se puede dividir en dos ciclos:

  • El ciclo de crecimiento, que es cuando la planta se desarrolla a partir de una semilla o esqueje hasta que tiene el tamaño adecuado para poder ser pasada a floración. En este ciclo normalmente se utilizan 18 horas de luz continuada y 6 horas de oscuridad absoluta, de esta forma cubrimos las 24 horas que tiene el día. Hay quien utiliza diferentes horarios para este ciclo, como por ejemplo el ciclo lumínico  Reinhard Delp 12/1, que no aconsejamos a cultivadores sin experiencia.
  • El ciclo de floración, que es cuando queremos que la planta forme sus flores (cogollos) para poder degustarlos posteriormente. En este ciclo lo más recomendable es usar 12 horas de luz continuada y 12 horas de total oscuridad. Por supuesto también existen otros horarios aplicables al ciclo de floración, como el 11/13 (11 horas de luz y 13 de oscuridad) para variedades sativas. Aunque por lo general se suele usar el 12/12.

marihuana bajo bombilla de crecimiento

Tipos de luz para el ciclo de crecimiento en cultivos de Marihuana

Se puede utilizar prácticamente cualquier tipo de iluminación en los cultivos de interior de cannabis en ciclo de crecimiento (a excepción de las bombillas normales de toda la vida, esas bombillas antiguas de cristal fino con un filamento incandescente en su interior). Pero no todos los tipos de luz son igual de buenos, algunos destacan y mucho sobre los demás, ofreciendo una iluminación optima que nos ofrecerá unos rendimientos superiores en la calidad y cantidad de producción de cogollos.

Siempre que se disponga de un sistema de intracción y extracción de aire decente para evitar excesos de calor, debemos utilizar bombillas de Halogenuros Metálicos (HM). Este tipo de bombillas aportan una gran cantidad de luz con un espectro perfecto para este ciclo. Si luz es blanca (con tonos azules), ideal para el desarrollo radicular y ramificación de nuestras plantas, ademas aporta una cantidad considerable de rayos ultravioleta que más adelante veremos como aprovechar.

Las bombillas de Halogenuros Metálicos no funcionan conectándolas directamente a la red eléctrica, es necesario disponer de un transformador especifico para que funcionen correctamente (llamado balastro). Dependiendo del espacio que tengamos para cultivar, elegiremos más o menos potencia (y número de bombillas). De tal forma que por ejemplo para un armario de cultivo de 60×60 se usaría una bombilla de HM de 250w. Para un armario de 1 metro cuadrado una bombilla de 400w. Y para un armario de 1.20 x 1.20 una bombilla de 600w. de HM.

Este tipo de bombillas emite mucho calor, por lo que debemos asegurarnos de que nuestro cultivo no sufre de altas temperaturas. Si en su interior la temperatura supera los 30º centígrados deberíamos comenzar a buscar soluciones de forma urgente, como aumentar la intracción de aire frio de la calle o dejar el armario abierto para que el calor se disipe en la habitación. La temperatura ideal para un cultivo de marihuana es de unos 26º – 27º de máxima y unos 18º – 19º de mínima (aproximadamente).

bombilla de halogenuros metalicos

Las lámparas de bajo consumo también pueden usarse en cultivos de Marihuana, aunque debemos de ser conscientes de que el crecimiento de nuestras plantas será mucho más lento y menos vigoroso que utilizando Halogenuros Metálicos.

Las bombillas de bajo consumo normalmente indican que consumen 20w y dan una luz equivalente a 100w, pero no debemos dejarnos engañar por estas comparaciones. Las plantas no consumen equivalencias, ni siquiera lúmenes… consumen fotones, que son las partículas transmisoras de la luz visible (y todo tipo de rayos, como los ultravioletas). Pero como la mayoría de fabricantes no especifican el número de fotones que emiten sus bombillas…. nos basaremos en los lúmenes para poder distinguir la potencia lumínica de unas u otras lámparas.

Las bombillas de bajo consumo, fluorescentes y similares pueden sernos de gran ayuda ya que apenas emiten calor (en comparación con los halogenuros metálicos). Aunque por contra iluminan menos, por lo que debemos poner más cantidad de estas bombillas o más potencia si usamos una única bombilla. Para un armario de 60×60, seria conveniente poner una bombilla de 150w o 250w de bajo consumo para obtener un buen rendimiento, aunque con menos cantidad de watios también podemos crecer marihuana sin problemas. Estos Watios indicados, sin los reales no la equivalencia.

bombilla de creimiento bajo consumo 150w

La luz led es otra excelente opción de luz fría, que apenas emite calor y que además produce una gran cantidad de iluminación con un consumo realmente bajo. Este tipo de luz es ideal si se utiliza con un espectro adecuado, tanto para la etapa de crecimiento como para la etapa de floración de nuestras plantas de cannabis.

No debemos dejarnos llevar por los “UFOS” led que se venden a través de Internet (ebay y similares), ya que sus leds son normalmente de baja calidad y no aportan la iluminación que aportarían leds de buena calidad con el mismo consumo. Resumiendo, hay leds que con el mismo gasto eléctrico aportan mucha más luz.

Para la etapa de crecimiento debemos buscar lámparas leds con un buen porcentaje de leds blancos y azules, que aportan un espectro lumínico ideal para el crecimiento de plantas de Marihuana. Pero debemos asegurarnos de que los leds son de calidad, como los son los de la marca Osram o Cree por ejemplo.

Por contra, es un tipo de iluminación aun en pleno desarrollo… lo cual significa, que es cara. Comprar una lámpara led de calidad, tiene un precio bastante elevado en comparación con el resto de tipos de luz alternativos y funcionales. La gran ventaja es que los leds tienen una vida útil muy larga y un consumo eléctrico casi ridículo, por lo que amortizar la inversión es posible.

Para un armario de por ejemplo 60×60 debemos utilizar unos 60w de leds, para un armario de un metro cuadrado unos 100w de leds. Hablando siempre de leds de calidad y para la etapa de crecimiento. Puedes construir tu propia lámpara led de forma casera si tienes un poco de habilidad: Cómo construir una lámpara LED casera

led blanco para cultivo de marihuana

Como veis, disponemos de muchas opciones aunque no todas pueden sernos útiles. Si por ejemplo vivimos en una zona muy cálida, utilizar bombillas de Halogenuros Metálicos puede suponer un problema por el exceso de calor ( este tipo de bombillas pueden llegar a subir varios grados la temperatura de nuestro armario de cultivo). Si nuestro armario de cultivo es de pequeño tamaño, quizás nos interese ir a por lo sencillo y poner simplemente alguna bombilla de bajo consumo, o una lámpara led.

La mejor opción para el ciclo de crecimiento es usar Halogenuros Metálicos o Lámparas LED de calidad, la siguiente opción también buena aunque no tanto… es usar lámparas de bajo consumo.

sala de floración de marihuana

Tipos de luz para el ciclo de floración en cultivos de Marihuana

Al igual que sucede con el ciclo de crecimiento, en el ciclo de floración podemos usar muchos tipos de luz. Pero el resultado final del cultivo, la calidad de los cogollos y el tamaño de los mismos, dependerá en gran medida del tipo de iluminación que usemos.

Las bombillas de Vapor de Sodio a Alta Presión (HPS) son sin duda las más indicadas para el ciclo de floración de nuestras plantas de cannabis. Emiten una gran cantidad de luz y poseen un espectro muy peculiar, cargado de tonalidades rojizas ideales para el desarrollo y maduración de los cogollos.

Este tipo de iluminación también aporta una gran cantidad de calor, como ocurre con las bombillas de Halogenuros Metálicos. Por lo que es imprescindible disponer de un sistema de circulación de aire (intracción y extracción) bien optimizados.

Las potencias apropiadas para cada espacio de cultivo son idénticas que las de los Halogenuros Metálicos. Para un armario de cultivo de 60×60 usaremos una bombilla de 250w HPS, para un armario de cultivo de un metro cuadrado usaremos 400w HPS (o 600w si está muy bien optimizado) y para un armario de 1.20 x 1.20 usaremos una bombilla de 600w HPS.

bombilla de vapor de sodio de 400w

Al igual que sucede con los Halogenuros Metálicos, las bombillas de Vapor de Sodio no funcionan conectadas directamente a la red eléctrica, necesitan un transformador especifico (llamado balastro). El balastro debe corresponderse a la potencia de la bombilla, es decir, una bombilla de 600w debe ir acompañada de un balastro de 600w. Por fortuna, los balastros son validos tanto para bombillas de Halogenuros Metálicos como para Bombillas de Vapor de Sodio, por lo que no tendremos que comprar dos balastros diferentes… el mismo nos servirá para ambas bombillas.

Existen balastros regulables, los cuales pueden subir o bajar la intensidad y consumo de nuestra bombilla a nuestro gusto. Con esto podremos usar la bombilla de Halogenuros Metálicos de 400w para el ciclo de crecimiento y la bombilla de 600w de Vapor de Sodio para el ciclo de floración con un solo balastro.

balastro 600wLas lámparas LED son también una excelente opción para la etapa de floración de nuestras plantas, siempre y cuando contengan el espectro indicado para floración. Las lámparas LED de crecimiento contienen una gran cantidad de leds blancos y azules, mientras que las de floración contienen una gran cantidad de LEDS rojos.

Como indicamos anteriormente la ventaja de este tipo de luz es que consume muy poco e ilumina mucho, ademas no da calor extra a nuestro cultivo pero por contra es un producto caro económicamente hablando.

La cantidad de watios recomendables para el ciclo de floración con luces led es superior a la de crecimiento, de forma que para un armario de 60w60 lo recomendable seria usar un mínimo de 90w de leds de buena calidad. Para un armario de un metro cuadrado se recomienda usar unos 250w de leds de buena calidad.

Por supuesto también podemos usar lámparas de bajo consumo, fluorescentes, etc… aunque la producción y calidad será mucho inferior que si utilizamos una buena lámpara led o una bombilla adecuada de Vapor de Sodio.

En resumen, la calidad y cantidad de los cogollos que se obtienen al final del cultivo van relacionados directamente con el tipo de iluminación y potencia utilizados. A mejor calidad de iluminación, mejor calidad de cogollos y mayor producción.

Lógicamente hemos intentado explicar los diferentes tipos de iluminación de la forma más sencilla, evitando tecnicismos y profundizar en exceso para no aburrir / confundir a los cultivadores más despistados. Si tenéis alguna consulta técnica podéis dejarla en los comentarios del artículo y os ayudaremos a resolverla.

cogollazo de marihuana

Truco: Como aumentar la potencia de nuestras plantas (efecto más potente)

Si cultivamos con bombillas de Halogenuros Metálicos para la etapa de crecimiento y Bombillas de Vapor de Sodio para la etapa de floración, podemos obtener un extra de resina (tricomas) en nuestra planta con un sencillo cambio de bombilla durante las dos ultimas semanas de floracion.

Las lámparas de Halogenuros Metálicos aportan más cantidad de rayos UV-B que las lámparas de Vapor de Sodio. Las plantas de Marihuana en floración producen muchos más tricomas si reciben más cantidad de rayos UV-B, a más cantidad de tricomas, mayor efecto al fumar una misma cantidad.

De forma que si durante las dos ultimas semanas de floración quitamos la bombilla de Vapor de Sodio y ponemos la bombilla de Halogenuros Metálicos, probablemente obtengamos una producción de cogollos un poco inferior a la que hubiéramos obtenido continuando con la bombilla de Vapor de Sodio… Pero obtendremos un extra de resina muy considerable que nos aportará un efecto mucho más potente al fumar.

tricomas en planta de marihuana