¿Que variedades de Marihuana plantar?


Sois muchos los lectores asiduos que nos consultáis mediante mail que variedades recomendaríamos cultivar, pero no podemos ofrecer una respuesta estándar dado que cada caso en particular tiene una respuesta diferente. Se han valorar muchos factores, desde la experiencia cultivando a la metodología que se vaya a utilizar, no es lo mismo cultivar en exterior en mitad de un prado que en un armario de cultivo dentro de casa….

Intentaremos explicar de forma resumida, que variedades pueden adaptarse mejor en diferentes circunstancias, intentando resolver la mayoría de consultas que normalmente nos hacéis, recordando que los textos de cultivo de esta website van dirigidos a los lectores de habla hispana residentes en países donde el cultivo de cannabis está legalizado ;).

El primer factor a tener en cuenta es donde se va a realizar el cultivo, si es en interior o en exterior, ya que la diferencia entre ambos métodos es abismal. Comenzaremos explicando un poco las ventajas de ambos y que variedades se pueden utilizar en cada caso para obtener unos buenos resultados.

Si nuestro cultivo va a realizarse en exterior, bien sea en mitad de un bosque o en unas macetas en nuestro balcón, lo primero que debemos tener presente es cuanto dura el buen tiempo. En los lugares donde la primavera y el verano se hacen notar con fuerza, donde el buen tiempo está garantizado…. podemos cultivar cualquier variedad de Marihuana.

Aprovechando que el tiempo acompaña, podríamos decantarnos por variedades sativas de larga floración, siempre que nuestra experiencia y paciencia nos lo permita, pues son variedades que se cosechan a mediados o incluso finales de Otoño. Algunas buenas variedades sativas adecuadas a climas cálidos y largos veranos… pueden ser: Super Silver Haze, Sweet Thai, Old Time Haze, Destroyer, Amnesia……

sativa

Si queremos algo mas rápido, podemos optar por híbridos o variedades índicas, las cuales cosecharíamos al finalizar el verano o comenzar el otoño, debemos fijarnos en los tiempos de floración que los bancos ofrecen sobre sus semillas, de forma que sepamos cuanto tiempo vamos a necesitar cuidar de nuestras pequeñas antes de cosecharlas. Algunas variedades híbridas de buena calidad pueden ser: White Lemon, Blueberry, ak47, Lemon Skunk…..

También podemos optar por lo sencillo y rápido, aunque a nivel personal no nos decantamos mucho por las variedades auto-florecientes, debemos reconocer que para cultivos de exterior, son una buena opción siempre que se disponga de un buen sol iluminándolas.

Las variedades auto-florecientes apenas precisaran de 60 o 70 días desde que plantamos la semillas hasta que las cosechamos, cuanto mas horas de sol directo reciban, mas producción nos ofrecerán. Algunas variedades auto-florecientes buenas pueden ser: Magnum, Auto Red Poison, White Widow Auto…..

magnum

Todo esto contando con residir en un lugar donde el verano se hace largo y caluroso, donde el clima acompañe. Si por el contrario se reside en zonas mas nórdicas, donde la primavera es mas corta y el verano incierto… debemos plantearnos muy seriamente que variedades vamos a poner en exterior, ya que la humedad y el mal tiempo son nuestros peores enemigos.

Los exteriores en zonas nórdicas se complican con mucha frecuencia, la humedad hace que nuestras plantas y cogollos sufran de diversos tipos de moho, tales como la Botrytis o el Oídio. Es por ello que debemos seleccionar variedades índicas y resistentes a la humedad, que florezcan rápido y puedan ser cosechadas antes de que el mal tiempo las estropee. Algunas de estas variedades pueden ser Great White Shark, Nepalesem…….

Las variedades auto-florecientes, aunque no dispongan de buen sol, también pueden ser una buena opción dada su rapidez floreciendo. Lo importante es cosechar antes de la entrada del mal tiempo, humedad y baja temperatura es sinónimo de hongos en plantas de Marihuana, por lo que poner automáticas en primavera quizás sea una opción muy interesante donde el clima no acompaña. Cualquier variedad automática que no se extienda mas de 60 o 70 días desde que es germinada puede valernos.

Una vez visto que variedades de Marihuana pueden irnos mejor en nuestros cultivos de exterior dependiendo de la climatología de la zona…. vamos a ver que se puede hacer en interior ;).

indoor1

Los cultivos de interior son la mejor opción para controlar al 100% nuestras plantas, de forma que ni la lluvia, ni el frío ni ningún otro factor medioambiental exterior pueda afectarlas. Como en exterior, aquí nuestra experiencia cultivando tiene un papel fundamental a la hora de elegir variedades para nuestro armario de cultivo.

Si nuestra experiencia es escasa, algo que nunca debe avergonzarnos puesto que nadie nace sabiendo sino que por el camino se va aprendiendo, nuestra mejor opción seria utilizar variedades índicas, por su sencillez de cultivo y por su rapidez floreciendo. Contando desde que plantamos la semilla, podremos cosechar nuestras plantas en una media de tres meses, obteniendo buenas producciones y una buena calidad si sabemos elegir bien la variedad ;). Algunas de las variedades mas sabrosas y productivas dentro del marco de variedades índicas, pueden ser: Cream Caramel, Critical, Kush, Chronic, …….

indoor 1

Si nuestra experiencia es mas dilatada, podremos optar por variedades híbridas o variedades sativas, para las cuales deberemos tener un saco de paciencia preparado dada su larga floración en la mayoría de casos. Las variedades híbridas y sativas mencionadas anteriormente para exterior en climas cálidos, pueden valernos sin problema. Aunque nuestro consejo es que investiguéis un poco y veáis que variedades se asemejan mas al sabor o efecto que estáis buscando.

Nunca utilicéis variedades auto-florecientes en cultivos de interior, las auto-florecientes necesitan muchas horas de luz y mucha cantidad de luz para ofrecer buenos resultados, por lo que muy posiblemente nos arruinemos con la factura eléctrica si optamos por este tipo de semillas.

Como veis, no es cuestión de ver que variedad nos gusta mas en base a su descripción o foto, sino que tipos de variedades se adaptan mejor a las condiciones de cultivo que podemos ofrecer. Dentro de esas condiciones, podremos optar por centenares de variedades diferentes, pero siendo siempre realistas y no dejándonos llevar por la publicidad, sino por el sentido común.