¿Qué es la iluminación LED para cultivo indoor?

iluminación led para cultivo indoor

¿Qué es la iluminación LED para cultivo indoor?

El origen de las luces LED para cultivo viene del siglo pasado, del año 1962 para ser exactos, cuando Nick Holonyak creó el primer LED destinado al uso comercial, una luz con color rojo, desde ese momento se ha ido avanzando mucho a nivel de luz, eficiencia, color, temperatura y precio.

En el año 1972 George Craford mejoró la luz LED que Holonyak había inventado y convirtió la luz roja en una luz amarilla que mejoraba mucho la luz LED. Pero fue en el año 1993 cuando Shuji Nakamura y su equipo crearon la luz LED de color azul, una luz que revolucionó el mercado lumínico mundial. Eso les sirvió para que en 2014 les otorgaran el premio Nobel de Física. En el año 2008 también recibieron el mayor premio español, el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica.

Lámparas LED características

Es un tipo de luz que se ha utilizado en todo tipo de ámbitos, uno de ello es el del cultivo de marihuana. En estos cultivos lo normal ha sido siempre usar luces CFL, HPS o HM. Pero con el tiempo la luz LED se ha ido abriendo paso y retirando al resto de bombillas. Esto ha sido posible porque son un tipo de luces que pueden llegar a dar producciones de hasta 2 gramos por vatio y metro cuadrado.

Eso se consigue con las luces LED para cultivo, ya que son unas luces que se parecen mucho a la luz que emite el sol y consiguen un espectro de luz casi completo, de ahí que las plantas crezcan tan bien y se consigan cosechas tan abundantes. Otra de las características de los cultivos con luces LED es que los cogollos tienen un sabor y un olor mucho más intenso. Al ser unas luces que no generan casi calor, los riegos serán mucho menores. Eso puede provocar que las plantas puedan tener algún tipo de hongo, por lo que es recomendable vigilar mucho la tierra y la humedad del cultivo.

Dentro de las luces LED para cultivos de marihuana en interior, se pueden encontrar diferentes tipos de luces y de formas. Hay bombillas LED, focos, paneles y un largo etcétera. Desde Notas de Humo les vamos a indicar cuales son las mejores y cómo afectarán a sus diferentes cultivos. Pero para eso hay que diferenciar los tres principales tipos de luz LED, que son la luz estándar (luz violeta), la COB LED (luz blanca, esta suele tener un punto fijo) y la luz LED Spread Style (una luz violeta/blanca, siendo esta la más moderna).

Ejemplos de los diferentes focos led y cómo funcionan:

  • Luz Estándar: Es la luz que más se ha utilizado durante muchos años. Son unas luces que tienen una serie de diodos que son los que dan la luz, en el interior de las luces LED estándar tienen un ventilador en su interior que hace que no se produzca mucho calor. Emite una luz con tonos violetas, este tipo de luces se han ido eliminando del mercado cannábico.
  • Luz COB LED: Estas luces son las denominadas ‘chip on board’. Son unas luces que tienen un punto de luz prácticamente fijo y que consiguen unos mejores resultados que sus predecesores. Algunas de estas luces suelen tener muchos puntos COB, aunque hay otros que tienen un único punto de luz. Éstos últimos tienen unos vatios menores, pueden usarse para crecimiento, pero para floración se pueden quedar un tanto cortos y se recomienda utilizarlos mejor como apoyo.
  • Luz Spread Style: Son unas luces LED de una altísima calidad, se caracterizan por no tener una forma redonda. Se trata de barras con pequeñas luces LED que reparten muy bien la luz por el espacio de cultivo. Hay algunas luces de estas que se pueden quitar las barras y poder repartir la luz tal y cómo quiera el cultivador.
  • 4. Otros tipos de luces LED también son las que imitan a la forma de las luces CFL, unas luces de unos vatios menores y que suelen ser utilizadas como apoyo para la etapa de floración de las plantas.

Las luces LED destinadas para cultivos indoor de cannabis, como pasa con todo, tienen una serie de ventajas y desventajas. Siendo las primeras de las que más tienen.

Desventajas de las luces LED para cultivo de cannabis:

  1. Son bastante caras, habrá que hacer una gran inversión si se quiere disponer de unas luces LED de calidad que hagan crecer bien a sus cultivos.
  2. En algunos, pocos, casos puede que lleguen a dar menos producción que las bombillas HPS. Eso suele ocurrir con las luces LED de un coste un tanto menor. El precio en estos casos sí hay que tenerlo en cuenta.
  3. Son unas luces que generan poco calor, eso hace que el cultivador no tenga que instalar ventiladores. Lo que puede provocar es que tenga que añadir un poco de calor a los cultivos y gastar la luz que se ha ahorrado previamente.

Ventajas de las luces LED para cultivo de cannabis:

  1. Son unas luces que tienen una gran eficiencia, el consumo de electricidad con estas luces es muy pequeño si se compara con el resto de luces que se encuentran en el mercado lumínico.
  2. No emiten mucho calor, por lo que se pueden acercar un poco más a los cultivos y de esa forma se aumentará la producción.

Respecto al flujo de fotones fotosintéticos, PPF, es una de las cosas que hay que tener en cuenta a la hora de elegir bien las luces, en este caso las luces LED. Para realizar una mejor explicación al respecto, se han seleccionado las siguientes luces LED para tener una idea más o menos clara de los PPF por vatio. En el caso de las luces LED se consiguen sacar los lúmenes al multiplicar los vatios por 70,80,90 o 100 dependiendo de las luces. Luego se debe multiplicar el resultado por 0,018/0,028 y se sacarán los PPF aproximados de cada bombilla.

Flujo de fotones fotosintéticos (PPF) dependiendo el tipo de luz

Luz estándar (LED T2 Innotech Lighting Chip Alta Potencia)

  • 140 W = 176,4 PPF
  • 260 W = 327,6 PPF

Luz COB (PhytoLed Clorofilla)

  • 80 W = 100,8 PPF
  • 160 W = 201,6 PPF
  • 350 W = 441 PPF
  • 495 W = 623,7 PPF

Luz Barras LED (Sistema LED Zeus Lumatek Pro)

  • 465 W = 1256 PPF
  • 600 W = 1620 PPF

Una de las características que tienen estas luces es que tienen una vida útil muy larga, que puede llegar a ser de 43800 a 87600 horas de cultivo. Unos 5 o 10 años. Respecto a la distancia que tienen que tener este tipo de luces LED varía un poco dependiendo del modelo. Se puede decir que la distancia media entre los focos y la punta de las plantas ronda los 80 o 120 centímetros. En la etapa de floración se puede acercar un poco más y esa distancia puede bajar a los 30 centímetros.

Si quiere seguir aprendiendo de cómo cultivar y qué tipos de luces elegir para tener unas buenas cosechas de marihuana no dude en estar atento a los posts de Notas de Humo. Próximamente se hablará de las luces LEC. Unas de las últimas luces que han aparecido en el mercado cannábico y que están desplazando al resto de luces, CFL, HPS o LED, luces que se han utilizado hasta el momento.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)