Sopa de marihuana

Ahora que está terminando el verano y que viene una época en la se supone que bajaran las temperaturas, es momento de pensar en cambiar un poco nuestra alimentación y empezar a comer platos que nos calienten y nos aparten de los días fríos y lluviosos.Y esta es sin duda la sopa de marihuana,perfecta para el otoño

Desde aquí os proponemos una receta súper sencilla a la que le vamos a dar nuestro toque de gracia. Esta sopa hará que entremos en calor en un momento, eso sí, una vez hecha la sopa hay que tener claras las cantidades de marihuana ya que si nos pasamos podemos pasar un mal momento.

Tenemos que recordar a todos nuestros lectores que el cannabis si se ingesta produce efectos psicoactivos.

Además este plato es estupendo si se está siguiendo una dieta para perder peso ya que es un plato bajo en grasas.

¿Qué ingredientes necesitamos para hacer nuestra rica sopa?

  • 2 cucharadas de mantequilla de marihuana

Para realizar la mantequilla de marihuana necesitamos; medio litro de agua, 250 gramos de mantequilla y entre 30-50 gramos de restos de hojas resinosas y algún pequeño cogollo.

Antes de nada debemos triturar los restos de marihuana para favorecer la disolución de la resina en la grasa de la mantequilla.

Se pone a hervir en un cazo con agua y cuando este hirviendo añadimos la mantequilla y la marihuana, así pues en este proceso el THC se mezclara con el agua y la mantequilla.

Una vez removido tendremos la mezcla media hora en el fuego, tras esto procederemos a colar la mezcla para separar los restos vegetales.

Y luego a la nevera para que se enfrié, no menos de 3 horas.

  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 rama de apio
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 2 patatas
  • 2 puerros
  • ½ col
  • 1 tomate
  • 3 cucharadas de aceite
  • Sal
  • Pimienta negra

En el caso de que nos guste poner un poco de carne a nuestra sopa podemos optar por varias opciones como son el caso de una carcasa de pollo, un hueso blanco o albóndigas.

Una vez que tenemos todos los ingredientes es el momento de elaborar nuestro plato;

Para comenzar debemos preparar las verduras, es decir, lavamos, pelamos y cortamos todas las verduras en trozos pequeños.

Tras esto ponemos una olla grande calentando a fuego medio y añadiendo aceite, cuando este bien caliente debemos de verter las verduras y saltearlas durante unos 5 o 10 minutos como máximo hasta que queden bien doraditas.

Hay que añadir agua hasta llenar ¾ partes de la olla subiendo la potencia del fuego hasta que esta rompa a hervir, entonces bajamos el fuego y lo dejamos cociendo lentamente una hora.

Cuando queden solo 10 minutos para apagar el fuego se añade la mantequilla de marihuana y se remueve con la espátula hasta que se disuelva.

Cerramos la olla, apagamos el fuego y esperamos media hora para que repose antes de servirla.

Y es así como simplemente podemos hacer una sopa de marihuana.

Pero como dirían en algún sitio que otro el invierno es largo y alberga ciertos horrores como el frio o los resfriados así que podemos encontrar mucho más tipos de sopas o de alimentos calientes que nos harán sentirnos mejor y tener sensaciones muchos mejores que el frio invernal.

Como por ejemplo además de la sopa que antes hemos visto hacer una sopa juliana de verduras, podemos utilizar exactamente los mismos ingredientes que en la sopa anterior, pero en vez de trocearlos los cortamos en julianas muy finas, es decir en tiras, después de eso las pochamos unos minutitos y las dejamos un ratito a fuego lento.

Ya hemos comido pero aún tenemos ese frió que se nos cuela en los huesos y que hace que nos removamos de arriba abajo…pues muy fácil…un chocolate bien caliente que nos deje muy a gusto, ¿y cómo lo hacemos?

Ingredientes:

  • 122ml de nata
  • Entre 2 y 4 gramos en cogollo de marihuana previamente triturados
  • 200 mg de leche entera
  • ½ cucharada de aroma de vainilla
  • 90 gramos de chocolate
  • Una pizca de canela
  • 5 cucharadas de azúcar moreno

Para su preparación calentamos a fuego medio la leche junto al azúcar, removiendo en todo momento hasta lograr que el azúcar se disuelva por completo.

Una vez hecho esto añadiremos la marihuana al mismo tiempo que la nata, removiendo en todo momento a un fuego medio/lento sin que llegue a hervir.

Antes de que empiece a espesar, añadiremos la canela y el arome a vainilla sin dejar de remover el chocolate.

Basta con unos minutos para que chocolate caliente empiece a espesar, momento en el que apagaremos el fuego con el fin de poder verter en la taza.