Cómo cultivar Marihuana en fibra de Coco


Cultivar en coco es una de las alternativas más aconsejables al cultivo en tierra, ofrece muchísimos beneficios y una vez se domina bien, ofrece también resultados sorprendentes. Hay que cogerle el truco, como a todo, pero no es para nada complicado… en apenas un par de cultivos lo tendrás completamente dominado.

La fibra de coco es un material inerte y absorbente, lo cual significa que debemos abonar desde prácticamente los primeros riegos. Aunque es algo que más que un inconveniente…. es un beneficio, ya que podremos controlar mejor la nutrición de nuestras plantas.

coco marihuana

Qué beneficios tiene cultivar en Coco?

  • Un desarrollo radicular explosivo
  • Un crecimiento más vigoroso y rápido
  • Una menor necesidad de litros de sustrato con respecto a la tierra
  • Una floración explosiva
  • Un total control de los nutrientes y manejo de sales en el sustrato
  • Mayor producción
  • Increíble facilidad para saber cuando hay que regar

Qué inconvenientes tiene cultivar en Coco?

  • Dicen los paladares más refinados… que se aprecia un sabor menos intenso que con el cultivo en tierra.
  • Hay que dedicarle un poco de tiempo al agua de riego
  • Constante uso de abonos (nutrientes)

Cultivo de Marihuana

Beneficios:

En comparación con el cultivo en tierra…. el cultivo en coco es increíble. Debido a su estructura y a su “soltura”, las raíces de las plantas se desarrollan a una velocidad enorme, creando un sistema radicular muy desarrollado y sano.

En consecuencia, la etapa de crecimiento es mucho más vigorosa y rápida. La planta parece tener ventaja y crecer a un ritmo muy superior al del cultivo en tierra.

El ahorro de espacio y gastos es también notable, debido a que cuando cultivamos con Coco, no se necesitan grandes macetas. Una planta cultivada en una maceta de 12 litros en tierra, puede ser cultivada en una maceta de 5 litros en Coco. Incluso se pude hacer sin problema en una maceta de 3 litros. Obviamente, cuanto más pequeña es la maceta, más rápido se secará el sustrato (cada menos tiempo habrá que regar).

La floración se ve igual de explosiva que el crecimiento, mucho vigor y plantas muy saludables.

Al ser un material inerte, debemos administrar nosotros los nutrientes con cada riego. De forma que si apreciamos una carencia o un exceso, será muy sencillo corregirlo. Incluso realizar lavados de raíces tantas veces como necesitemos sin el más mínimo problema.

El coco es un excelente chivato para indicarnos cuando es necesario regar. Cuando el Coco está seco, tiene un color marrón clarito, pero cuando está húmedo su color es marrón oscuro, muy oscuro. De forma que es muy sencillo saber cuando toca. Por otro lado, el coco seco no pesa casi nada, es extremadamente ligero, así que simplemente cogiendo las macetas con la mano, podríamos saber cuando necesita ser regado.

( Esqueje enraizando en Coco )

coco raices esqueje


Inconvenientes:

Hay que admitir que no hay nada tan sabroso como lo natural, y lo natural es cultivar en tierra con abonos orgánicos. Pero eso no significa que el cultivo en coco sea insípido, simplemente que no se obtiene un sabor tan natural como con el cultivo en tierra. Por otro lado, a titulo personal… y llevo muchos, pero que muchos años fumando hierba, aun no he conocido a nadie capaz de diferenciarme entre dos cogollos cual ha sido cultivado en tierra y cual en coco (siempre que el cultivo en coco se haga correctamente).

EL tiempo juega un factor clave también, en los cultivo con tierra basta con regar con agua (recomendablemente con el ph regulado) y listo. Pero en los cultivos con Coco hay que añadir nutrientes, medir el PH obligatoriamente y la EC (electro-conductividad, para medir la cantidad de nutrientes que lleva el agua).

Por eso mismo, hay que gastar un poco más también en nutrientes (abonos).

fibra-de-coco

Guía de cultivo en Coco:

Es realmente sencillo, simplemente llena una maceta de fibra de coco (compra coco de buena calidad en tu grow shop, Canna o Atami, no compres ladrillos prensados de coco). La maceta puede ser pequeña para germinar ahí la semilla y después trasplantar a una maceta grande, o puede ser la maceta grande definitiva, como lo hagas habitualmente. Y cuando digo germinar, me refiero a que puedes germinar ahí la semilla o puedes plantarla una vez germinada (si optas por germinar en una servilleta o similar).

Debes regar suavemente, el coco es muy absorbente y solo queremos que quede bien hidratado y humedecido, no queremos que se encharque y absorba dos litros. Te darás cuenta enseguida de que el color se oscurece un poco, es debido a la humedad. Cuando el coco se seque, quedara de un color marrón muy clarito (más clarito que el tiene cuando lo sacas del saco).

Y simplemente poner la maceta bajo un foco como haces siempre, y ver como va creciendo tu planta.

El agua de riego debe ser o bien solo agua con el ph regulado a 5.6 las primeras semanas o bien agua con un poco de abono de crecimiento, sin superar el 0.6 de EC y regulando igualmente el ph a 5.6.

Es recomendable que uses abonos químicos (minerales, o como prefieras llamarlos). Los abonos orgánicos se pueden usar, pero no funcionan tan bien como lo hace en tierra. En coco lo que mejor funciona es lo mineral, sin duda. Canna tiene una extensa gama de productos para usar en coco, al igual que Atami y otras tantas empresas, sin duda deberías leer esto: Test de abonos minerales en Coco.

Os dejo una tabla orientativa del ph que debemos usar en los riegos y la ec:

Crecimiento:

Semana 1 (germinación y plántulas):  PH 5.6  EC 0.6

Semana 2:  PH 5.7  EC 0.8

Semana 3: PH 5.8 EC 1.0

Semana 4: PH 5.9 EC 1.3

Floración:

Semana 1 y 2: PH 6.0 EC 1.4

Semana 3 y 4: PH 6.1 EC 1.6

Semana 5 y 6: PH 6.2 EC 1.8

Semana 7 : PH 6.2 EC 0.8

Semana 8: Lavado de raíces PH 6.0 y EC 0.0

Cogollo cultivado en coco

Otra opción interesante es dejar de añadir abono durante las últimas dos semanas, para que la planta vaya absorbiendo todo los nutrientes de las hojas que tenga. Así conseguiremos un sabor mucho más suave que si la saturamos a abonos, un sabor mucho más atractivo y natural.

También es muy pero que muy recomendable, realizar riegos solo con agua (sin abonos) de vez en cuando. Una media de un riego con agua por cada tres riegos por con abono, es idónea, es decir, cada vez que reguemos tres veces con abono, realizaremos después el siguiente riego solo con agua con el ph regulado. Así evitaremos una saturación de sales en el sustrato.

Hay que tener presente que al ser macetas más pequeñas que las que utilizamos en los cultivos con tierra, deberemos regar con mayor frecuencia. Para un cultivo de 1 metro cuadrado, seria recomendable poner por ejemplo 9 macetas de 5 litros de coco, en un cultivo de un 1.20 x 1.20 se podrían poner 16 macetas de 5 o 7 litros, etc… Aunque también se puede hacer un sog, o usar solo unas pocas macetas para hacer un Scrog, con el coco todo es posible. He visto cultivos haciendo SOG con macetas de 1 litro con Coco y de 3 litros también.

Enseguida veréis que es muy sencillo, aunque a primera vista parezca algo complejo. Recordar que el agua de riego debe ir siempre controlada, el PH bien regulado y una EC correcta, usando abonos de crecimiento o floración en función de la fase de la planta. Si el cultivo es de dimensiones considerables, lo recomendable es poner un riego por goteo.

cultivo de marihuana en coco

Y poco más…. el cultivo en coco no tiene ningún misterio, es sencillo y práctico. Produce un mayor desarrollo de las raíces con lo que ello conlleva y es más limpio que usar tierra. Usaremos macetas más pequeñas y ahorraremos un poco en litros de sustrato… aunque gastaremos un poco más en abonos ;).

Guardar