Aceite de cannabis para el dolor

El dolor es un mecanismo necesario que informa de la existencia de algún problema en el cuerpo, que permite detectarlos y, por ende, buscarles un remedio para que el organismo siga funcionando correctamente. Dependiendo del origen del dolor, se establecerá un tratamiento u otro para mitigarlo. En muchos casos, los analgésicos son insuficientes o crean dependencia en los pacientes. En cualquiera de los casos, muchos estudios ya han indicado que el aceite de cannabis actúa como aliviador del dolor

¿De dónde viene el dolor?

El dolor aparece tras una estimulación de las terminaciones nerviosas sensitivas de una parte del cuerpo. Habitualmente es un síntoma de inflamación o cualquier otro problema en la zona donde ha aparecido el malestar. Alerta de la aparición de una enfermedad u otro tipo de desorden. 

El dolor puede clasificarse en agudo o crónico, según su duración; y en leve, moderado y severo dependiendo de la intensidad del mismo. En cualquier caso, el aceite de cannabis puede reducir o erradicar el dolor, lo que no quiere decir que sirva en todos los casos ni que deba sustituirse el tratamiento actual.

¿Cómo mitiga el aceite de cannabis el dolor? 

Los cannabinoides de la planta de marihuana se adhieren, modulan e interactúan con los receptores del sistema endocannabinoide (SEC), activándolo y poniéndolo en funcionamiento. Esta función, normalmente la realizan los endocannabinoides generados por el propio cuerpo cuando necesita que el SEC se ponga en marcha. No obstante, el cuerpo no llega a diferenciar ambos cannabinoides, permitiendo que realicen un cometido similar. 

como mitiga el aceite de cannabis el dolor

El sistema endocannabinoide se encarga de regular funciones tan importantes como el estado de ánimo, el sueño, la memoria, la coordinación, el movimiento o la temperatura corporal, entre otros. Por lo tanto, el aceite de CBD es capaz de equilibrar estas tareas y, por ende, mitigar el dolor. De este modo, se han confirmado algunas propiedades terapéuticas del CBD:

  • Antiinflamatorio
  • Neuroprotector
  • Anticonvulsionante
  • Antioxidante
  • Analgésico
  • Inmunomodulador
  • Disminuido del interés por los opioides 
  • Antiemético
  • Antipsicótico
  • Ansiolítico
  • Antitumoral

Teniendo en cuenta estas cualidades del aceite de cannabis, se ha estudiado su efecto en ciertas enfermedades y síntomas que causan dolor. 

Qué tipo de dolores puede aliviar el aceite de cannabis

Dolor crónico

El dolor crónico es aquel que permanece en el cuerpo por un periodo superior a 6 meses y que puede estar acompañado de cansancio y debilitamiento de la persona que lo sufre. En 2008 se investigó el comportamiento de CBD en este tipo de problema, concluyendo que el aceite de cannabis es un excelente instrumento para aliviar el dolor crónico, incluso en los casos en los que no se consigue con fármacos. 

DMAT y dolor muscular

dmt y dolor muscular

El DMAT (dolor muscular de aparición tardía) es aquel que surge al día siguiente de un entrenamiento y que dura hasta 72 horas, más conocido comúnmente como agujetas. Esta situación dificulta un ritmo diario de entrenamiento para aquellas personas que lo necesitan. Utilizar aceite de cannabis permite mantener un ritmo mayor de entrenamiento, ya que bloquea las señales de dolor, relaja los músculos, reduce la inflamación y apresura la recuperación

Migrañas

Las migrañas pueden definirse como dolor de cabeza crónico, pues las personas que sufren este trastorno tienden a sufrir este malestar muy a menudo. No se sabe con exactitud qué las causa, pero la hipótesis que más fuerza ha ganado los últimos años es por un tipo de inflamación. Una de las propiedades más estudiadas y demostradas del aceite de CBD es su cualidad antiinflamatoria, por lo que sería de ayuda para este tipo de dolor de cabeza.

Artritis

La artritis genera dolor e inflamación en cualquier articulación del cuerpo, provocando rigidez y pérdida de movilidad en ellas. El aceite de cannabis es un gran aliado para combatir estos síntomas, tanto por sus propiedades analgésicas, como retrasando el avance de la enfermedad reduciendo la inflamación.

Dolor oncológico 

Por un lado, el aceite de cannabis puede aliviar el dolor derivado de la propia enfermedad. Por otro, puede disminuir las náuseas provocadas por la quimioterapia. Además, se ha demostrado el efecto antineoplásico del THC, aunque esta sustancia es ilegal en muchos países (incluído España), por lo que sólo un médico podría recetar, aunque no es común que ocurra. 

Dolor menstrual

Son muchas las mujeres que sufren fuertes dolores menstruales y premenstruales originados por un alto acumulamiento de prostaglandinas en el útero. La acción antiinflamatoria del aceite de CBD reduce la producción de esta sustancia, y por tanto el dolor asociado. 

CBD para la fibromialgia 

fibromialgia y aceite de cbd para el dolor

Esta enfermedad causa dolor articular y muscular crónico, acompañado de alteración del sueño. deterioro cognitivo y fatiga. Es difícil de tratar, pero el aceite de cannabis puede aliviar el dolor y el resto de síntomas gracias a su capacidad antiinflamatoria, para incrementar la calidad del sueño, para mitigar el dolor crónico y ayudar a combatir la ansiedad y la depresión. 

Elegir el mejor aceite de cannabis para el dolor

Es importante escoger un aceite de CBD de calidad para mitigar cualquier tipo de dolor. Para ello, informarse sobre el método de producción de éste es la única opción. Ha de haberse empleado métodos de extracción con CO2 para asegurar un contenido nulo de gases tóxicos para las personas, que se ha mezclado con un aceite vegetal de calidad, y que el porcentaje de THC es inferior a 0,2%. Además, existen otras alternativas para tratar estas molestias como las cremas de CBD,  cápsulas, o gominolas, entre otros. 

Por supuesto, antes de comenzar a utilizar cualquier aceite de cannabis para tratar algún tipo de dolor, es muy recomendable acudir a un especialista, sobre todo para las personas que están siguiendo un tratamiento. El CBD podría reducir el efecto de éstos y causar otros efectos secundarios.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Vicente Quilis Galindo cuenta con más de 15 años de experiencia cultivando y aprendiendo sobre el cannabis y sus propiedades. Tras finalizar los estudios abrió su propio grow shop para convertir su mayor afición en su modo de vida. Más tarde viajó a Canadá para seguir instruyéndose sobre la maravillosa planta. Actualmente, sigue trabajando en el sector, en el que es considerado todo un experto. De hecho, ha sido juez en varias copas cannábicas y comparte su conocimiento escribiendo artículos informativos y catas de marihuana.