Como montar invernaderos de exterior

Cuando cortamos nuestras plantas de exterior, damos por hecho que ya ha finalizado la temporada, aunque seguimos manteniendo la posibilidad de cultivar. Muchos cultivadores aprovechan para volver a enchufar sus focos, otros prefieren realizar un cultivo rápido de sativas en exterior, mientras que otros utilizan sus invernaderos de exterior para cultivar todo el año.

Realizar una instalación indoor es algo a lo que se ven obligados muchos consumidores cuando termina la temporada, pues son conscientes de que una vez terminen sus reservas, o se quedan sin fumar o les toca recurrir al mercado negro. Aun así, no todos los consumidores pueden optar a realizar este tipo de instalaciones dentro de sus domicilios, ya que estos cultivos requieren unas condiciones especiales, que no todo el mundo puede darles.como montar invernaderos de exterior foto invernadero de madera y lona de plastico

A estos consumidores todavía les queda una pequeña opción, montar un invernadero de exterior y crear una zona donde las plantas puedan desarrollarse fácilmente. Únicamente hay que aportarles una leve protección frente a los cambios bruscos de clima, para que en el interior del invernadero sean más suaves, y no afecte tanto a nuestras cepas.

Lo primero en lo que deberemos pensar para realizar nuestro invernadero, es en la ubicación final del mismo, pues será algo decisivo antes de establecer sus dimensiones. La ubicación también será uno de los factores determinantes en el desarrollo de las plantas, pues influirá en factores tan importantes como la cantidad de horas de luz recibidas, o la potencia con la que sople el viento. De las dimensiones dependerá el número de plantas que introduciremos dentro, además del tamaño que estas puedan alcanzar.

Conseguir que nuestro invernadero forme una estructura sólida y resistente, es esencial para garantizar la duración del mismo, pues el viento, la lluvia o incluso la fuerza de la luz del sol golpeando continuamente, son factores que poco a poco lo deteriorarán.

Para formar la estructura de nuestro invernadero deberemos utilizar un material que nos aporte un mínimo de seguridad; los invernaderos con estructuras de plástico, tablas finas de madera o demás materiales con resistencia similar, cuentan con una duración de 1 año o un máximo de 2. Materiales como el aluminio, tubos gordos de PVC, madera maciza o incluso cemento, nos permitirán crear invernaderos mucho más resistentes, que soportarán el paso del tiempo con gran facilidad.como montar invernaderos de exterior foto de invernadero de pvc

Una vez dispongamos de la estructura, tendremos que seleccionar un material adecuado para crear las paredes, que corte el paso del viento y la lluvia, pero que a la misma vez deje traspasar la luz del sol. Deberemos tener en cuenta si vamos a utilizarlo durante el verano, el invierno u ambos, pues cada época requerirá unas condiciones diferentes.

Durante el invierno los factores que tenemos que combatir son el frío y las lluvias, por lo que necesitamos paredes y techo fuertes, pero transparentes a la misma vez. Disponemos de 3 materiales que podrían sernos útiles en esta función, como son el plástico, el cristal y el metacrilato.

El plástico es el material que más se utiliza, ya que podemos encontrarlo por todas partes, lo que nos evita la necesidad de comprarlo y nos permite abaratar el coste. En caso de utilizar este, recomendamos paredes de lona de plástico pero techo duro, para que las paredes no hagan de lupa y pueda soportar cualquier lluvia sin agujerearse.

El metacrilato es un material algo más difícil de encontrar, si deseamos utilizarlo seguramente nos toque acudir a una tienda, pues es difícil de encontrar en buen estado. Si lo adquirimos, estaremos consiguiendo uno de los mejores materiales para esta función, ya que no hace de lupa de la misma forma que el plástico duro o el cristal. Además, su consistencia rígida pero maleable es una garantía de duración, pues soportará los vientos más fuertes y las peores lluvias, dejando nuestras cepas intactas en su interior.

como montar invernaderos de exterior foto de invernadero de cristal

El cristal es el material más caro de conseguir y a la vez el menos recomendado, es demasiado rígido para cumplir correctamente su función, una fuerte lluvia podría causar estragos en la parte superior, mientras que lateralmente hará de lupa e intensificará la luz del sol, por lo que las plantas no se encontrarán totalmente cómodas.

El verano en cambio es una estación donde sucede todo lo contrario, el viento y la lluvia disminuyen mientras aumenta el calor y las horas de luz, por lo que tendremos que retirar cualquier material que dificulte el flujo del viento, o que pueda potenciar la fuerza de la luz. Deberemos buscar materiales que permitan corriente de aire pero a la misma vez hagan algo de sombra, especialmente si estamos cultivando sativas muy puras. Algunos materiales ideales para tal función son las mallas de ocultación o sombreado, las mosquiteras, o simples lonas de tela.

Las mallas de ocultación o sombreado cumplen perfectamente la función que dicta su nombre, permiten el paso a una luz reducida, mientras camuflan lo que se encuentra en su interior. El mayor problema de estas lonas, es que llevan mucho tiempo utilizándose para ocultar las plantas de cannabis, por lo que mucha gente ya las asocia directamente a un cultivo cannábico.

Las mosquiteras en cambio sí permiten ver lo que se encuentra tras ellas, por lo que se recomiendan únicamente para zonas donde ningún desconocido pueda asomarse nunca, o correremos el riesgo de que nos roben su contenido. Su punto más favorable es el diminuto espacio entre huecos de la rejilla, que impedirá totalmente que cualquier insecto pueda acercarse a nuestro cultivo.como montar invernaderos de exterior foto de invernadero de tela

Las lonas de tela permiten el paso del aire, pero en menor medida a las 2 mencionadas anteriormente. El mayor problema de las lonas es que suelen ser demasiado opacas, lo que permite que el sol traspase, pero quede un gran calor acumulado en su interior, lo que dificultará el desarrollo de las plantas.

Conociendo estos materiales únicamente tenemos que seleccionar uno que se adapte a nuestras necesidades, crear un invernadero con estructura sólida y paredes y techo adecuados. Si la zona cuenta con un elevado número de horas de luz, tendremos cultivos como jamás hubiéramos imaginado, continuando el ciclo durante todo el año.