Cultivo en SoG de la marihuana: descubre qué es y cómo se aplica

El cultivo en SoG es una técnica para cultivar cannabis cuyo objetivo es conseguir una producción igual o más abundante que en un cultivo normal pero en menos tiempo. Funciona, sobre todo, indoor al permitir controlar el paso de fase de las plantas de cannabis, lo que a su vez permite controlar el crecimiento de los ejemplares. 

¿Qué es el cultivo en SoG?

El cultivo en SoG o Sea of Green, como su nombre indica, tendrá el aspecto de un mar verde debido a la cantidad de plantas presentes en un mismo espacio.  Consiste en colocar el mayor número de ejemplares posibles de plantas de marihuana en la zona de cultivo. De esta forma, la fase vegetativa tendrá que ser más corta pero la productividad se suplirá con el aumento de plantas de cannabis. 

ejemplo de cultivo sog

Para acelerar todavía más el proceso y conseguir un crecimiento uniforme de los diversos ejemplares, se planta a partir de esquejes de una misma madre de calidad. En el caso de no ser posible, al menos debe de ser la misma genética. 

Cómo hacer un cultivo con la técnica SoG paso a paso

  1. Determinar la cantidad de esquejes a colocar en la zona de cultivo. Generalmente, la relación es de 20-25 por metro cuadrado, aunque depende mucho de los gustos de cada cannabicultor.
  2. Extraer los esquejes de la planta madre. Es recomendable obtener algunos esquejes más de los necesarios para escoger aquellos más saludables y de mejor calidad, además de los más similares para crear un cultivo SoG homogéneo. 
  3. Poner a enraizar los esquejes. Como la finalidad de un cultivo SoG es obtener resultados rápido, es muy recomendable utilizar enraizante para ayudar a los esquejes a crecer lo antes posible. Además, es importante seleccionar aquellos que sean más parecidos y estén más sanos para que todos alcancen alturas similares al mismo tiempo y ninguno se quede rezagado.
  4. Cuando llegue el momento, trasplantar los esquejes a la maceta final. La capacidad de la misma dependerá del sustrato empleado. En coco, dichas macetas no necesitan un cabidad mayor de 3,25-4 litros. Por otro lado, en tierra, lo ideal es usar macetas de entre 5 y 6 litros. 
  5. En el momento del paso a la floración, hay que podar las ramas bajas para que la planta centre su energía en la cola central y en las dos o tres ramas que queden tras la poda. 
  6. Cosechar tras finalizar la floración. En este instante las plantas medirán un máximo de 50 cm. 

Ventajas y desventajas de cultivar en SoG

Ventajas 

Los cannabicultores que se deciden por un cultivo en SoG, lo hacen por sus numerosas ventajas. Entre las favoritas se encuentra el hecho de conseguir en 2 meses los mismos resultados que en 4 meses de cultivo. La producción del gran número de plantas, aunque de menor estatura, suple el tamaño de las flores de un cultivo que respeta los tiempos habituales en  interior. 

La rapidez de este método también provoca que las plagas apenas aparezcan por falta de tiempo, por lo que suelen ser cultivos sanos siempre que los esquejes lo estén. Por otro lado, dicha rapidez permite hacer más de un cultivo al año.

esqueje de planta madre de cannabis

Al ser cultivos cortos, el SoG permite ahorrar mucho en la factura de luz, pues durará la mitad que los convencionales. Por otra parte, la cercanía de unos ejemplares con otros consigue un total aprovechamiento de la iluminación del armario o cuarto de cultivo. 

Además, el cultivo en SoG es ideal para aquellos que cuentan con un espacio pequeño para sus plantas. Con este método, conseguirán aprovecharlo al máximo sacando grandes rendimientos en lo que respecta a la productividad.

Por último, es una forma perfecta para desarrollar cogollos centrales grandes y resinosos, ya que, prácticamente, la planta centrará sus esfuerzos en ellos, engordándolos y dándoles un aspecto delicioso. 

Desventajas

Las desventajas del método de cultivo en SoG derivan del gran número de plantas necesarias

para llevarlo a cabo. Cultivando una zona de 2m² es necesario conseguir mínimo 40 clones, una labor larga con la que trabajar la paciencia. Adicionalmente, plantar significa limpiar y esterilizar todas las macetas que se vayan a utilizar y, posteriormente, podar y alimentar a los esquejes. Por lo tanto, para llevar a cabo un cultivo en SoG se necesita tiempo libre y paciencia. 

Consideraciones del cultivo en SoG

Lo más útil para llevar a cabo un cultivo en SoG es utilizar una variedad capaz de desarrollar un cogollo central que resalte sobre el resto de flores. Asimismo, se debe conocer la genética. La estructura de las índica permite colocar hasta 25 esquejes por metro cuadrado. En el caso de las sativas, 20 esquejes darán mejores resultados, además se les pasará a floración antes para evitar que crezcan más de 50 cm. Las plantas que superan los 50 cm es muy probable que provoquen sombras y no dejen pasar la luz a las ramas bajas, disminuyendo la producción del cultivo SoG. 

Por último, como ocurre con toda planta de marihuana, se debe realizar un lavado de raíces antes de la cosecha para asegurar que no hay restos de fertilizantes en ninguno de los ejemplares del cultivo en SoG.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Vicente Quilis Galindo cuenta con más de 15 años de experiencia cultivando y aprendiendo sobre el cannabis y sus propiedades. Tras finalizar los estudios abrió su propio grow shop para convertir su mayor afición en su modo de vida. Más tarde viajó a Canadá para seguir instruyéndose sobre la maravillosa planta. Actualmente, sigue trabajando en el sector, en el que es considerado todo un experto. De hecho, ha sido juez en varias copas cannábicas y comparte su conocimiento escribiendo artículos informativos y catas de marihuana.