Botrytis en la marihuana: previene y elimina este hongo

Las plagas son uno de los mayores temores de los cannabicultores, pues las más agresivas son capaces de terminar con el cultivo en sólo unas horas. Una de ellas es la Botrytis en la marihuana, la cual puede reducir las cosechas e, incluso, terminar con una planta en cuestión de días. Por esta razón, la mejor forma de luchar contra la Botrytis es la prevención. 

¿Qué es la Botrytis?

La Botrytis (Botrytis Cinerea) o moho gris es un hongo devastador que ataca a más de 200 especies de plantas, entre ellas el cannabis. Puede aparecer durante cualquier etapa del cultivo pero es mucho más frecuente que se desarrolle durante la fase de floración. Especialmente en las últimas semanas, cuando los cogollos son más grandes y la circulación del aire en su interior es escasa. 

qué es la Botrytis

Esto ocurre porque, como cualquier hongo, la Botrytis prefiere zonas húmedas con altas temperaturas, por lo que la mejor forma de eludirlo es evitar estas condiciones en el cultivo. 

Condiciones ideales para que aparezca la Botrytis en la marihuana

Las probabilidades de que la Botrytis aparezca en la marihuana aumenta cuando la humedad de la zona de cultivo sobrepasa el 55% y la temperatura oscila entre los 16ºC y los 26ºC. Además, suele ser más común en plantas de dominancia índica por formar cogollos gruesos y compactos, en el interior de los cuales la aireación es escasa. 

No sólo aparece durante el cultivo, sino que también es habitual que ataque a las flores durante el proceso de secado si la habitación en la que se encuentran no cumple las condiciones de humedad, temperatura y aireación adecuadas. 

Cómo identificar la Botrytis en la marihuana

La Botrytis o el moho gris, como la mayoría de las plagas que atacan a las plantas de marihuana, sólo se pueden identificar observando el cultivo diariamente. De hecho, es una parte fundamental en la detección de este hongo tan común ya que los síntomas no son fácilmente detectables hasta pasadas dos o tres semanas de su establecimiento en los ejemplares.

Este hongo se puede manifestar en cualquier parte de los vegetales, tornándolos color marrón o gris a la vez que les da un aspecto apagado y sin vida. Desde la germinación hasta las últimas semanas de floración es habitual que actúe en el tallo y las hojas; mientras que durante el final de la etapa de floración, en los cogollos.

  • Tallos. El hongo lo volverá marrón, frágil y ulcerado. Una plántula de marihuana con Botrytis es muy difícil que sobreviva, ya que atacará el interior del tallo hasta que éste se doble por el peso de las hojas y del tallo mismo, impidiendo que la planta se alimente con normalidad. 
  • Hojas. Las hojas presentarán síntomas de necrosis, secándose rápidamente y cayendo sin vida al sustrato. 
  • Flores. Adoptarán un tono grisáceo o verde-azulado y su textura interior será más seca. De hecho, al tocar el cogollo se despedazará. En las etapas más avanzadas, el hongo las recubrirá con una especie de capa de algodón blanca

Cómo prevenir la Botrytis

La prevención es el mejor método ante cualquier plaga, y la Botrytis en los cultivos de marihuana no es una excepción. Hay varias acciones que se deben tener en cuenta para prevenir la Botrytis en el cannabis. 

Mantener limpia la zona de cultivo

La limpieza es fundamental para evitar que la Botrytis entre o se extienda por el cultivo. Es conveniente esterilizar cualquier herramienta antes y después de su uso, así como entrar con ropa y manos limpias para evitar introducir el patógeno desde el exterior. 

Desinfectar la zona de cultivo

Además, hay que recoger las hojas caídas de la planta y eliminar los pecíolos que queden en las ramas, ya que el follaje en descomposición favorece la aparición de la Botrytis en la marihuana. 

Mantener el ambiente adecuado en el cultivo 

La humedad no debe sobrepasar el 55%, la temperatura no debe elevarse demasiado y debe darse una buena aireación durante todo el cultivo y el secado. Las bolsas de humedad incrementan las posibilidades de desarrollo del hongo.

Realizar la poda apical y la lollipop 

Por un lado, la poda apical conseguirá que el gran cogollo central divida su peso y densidad en dos. Por otro, la lollipop liberará a la planta de sus hojas bajas, donde la aireación suele resultar más complicada. 

Regar por las mañanas

Regar por las mañanas es la mejor opción para que no se cree demasiada humedad durante la noche. 

Seleccionar las semillas adecuadas

En caso de saber que la zona de cultivo donde se va a plantar es propensa a la alta humedad, la mejor opción es buscar semillas resistentes a la Botrytis de la marihuana. 

Utilizar preventivos

Aunque no es un método infalible, los preventivos ayudan a disminuir la probabilidad de que se desarrolle Botrytis en la marihuana. Los más útiles son aquellos fabricados a base de cola de caballo, como Fungi Boom; o los tratamientos caseros como el aceite de Neem, la leche desnatada diluida en agua, o un fungicida elaborado a base de agua hirviendo y ajo. 

Cómo eliminar la Botrytis de la marihuana

Cuando la Botrytis está instalada en la marihuana es menester eliminarla lo antes posible. La única forma de hacerlo es amputar las partes afectadas cortándolas unos 5-10 cm por debajo de la infección para asegurar que no vuelva a extenderse. Para evitar que las esporas del moho caigan en otra parte de la planta, es recomendable colocar una bolsa en el lugar infectado sin agitarlo, y cortar. 

Cómo eliminar la botrytis en la marihuana

Todas las partes eliminadas deben describirse. Terminado este paso, es menester pulverizar la planta con un producto adecuado para acabar con las posibles esporas presentes y esterilizar todo lo que se haya empleado durante el proceso o haya podido contaminarse. 

Cabe realizar un último apunte. Las flores afectadas por la Botrytis de marihuana no pueden utilizarse para realizar extracciones ni similares, pues las esporas son altamente tóxicas para el sistema respiratorio y pueden causar neumonía o aspergilosis.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 4.7)
Vicente Quilis Galindo cuenta con más de 15 años de experiencia cultivando y aprendiendo sobre el cannabis y sus propiedades. Tras finalizar los estudios abrió su propio grow shop para convertir su mayor afición en su modo de vida. Más tarde viajó a Canadá para seguir instruyéndose sobre la maravillosa planta. Actualmente, sigue trabajando en el sector, en el que es considerado todo un experto. De hecho, ha sido juez en varias copas cannábicas y comparte su conocimiento escribiendo artículos informativos y catas de marihuana.