¿Cómo hacer la poda lollipop?

Existen múltiples técnicas de poda para aumentar la productividad de las plantas o controlar su crecimiento. La poda lollipop es una de las más conocidas en el mundo del cannabis pero no es la más fácil de llevar a cabo. De hecho, es menester saber exactamente cuándo realizarla y qué cortar para no estropear el cultivo y conseguir aumentar la cosecha. Aunque es complicado hacerlo bien a la primera, la práctica hace al maestro, una creencia que se puede aplica perfectamente para esta poda.

¿Qué es la poda lollipop?

El lollipop o lollipopping es una técnica de alto estrés que consiste en eliminar las partes bajas de una planta para que centre su energía en producir frutos de calidad en la parte superior de la misma. Se realiza en cultivos indoor con el fin de aprovechar la luz de los focos, ya que las últimas ramas del cannabis quedan ensombrecidas por las más altas debido a la colocación de dichos focos. De esta forma, las flores que crecen en la parte inferior serán siempre más pequeñas y de menor calidad que las que están completamente iluminadas.

donde hacer la poda lollipop

El nombre de esta poda proviene de la forma resultante una vez ejecutada: de piruleta o Chupa-chups (lollipop en inglés). 

¿Cuándo realizar la poda lollipop?

Es casi más importante saber cuándo realizar la poda lollipop que cómo. La mayoría de las técnicas que provocan estrés en la planta de marihuana han de hacerse durante la etapa vegetativa por varias razones. En esta fase el cannabis tendrá más tiempo para recuperarse del estrés sufrido, por lo que no tiene por qué afectar a la producción. Causar estrés durante la floración significa una reducción del número o tamaño de cogollos, ya que la planta dirigirá parte de su energía a recuperarse de sus heridas y dejará de lado el engorde de los cogollos.

Por lo tanto, la poda lollipop ha de aplicarse durante la etapa vegetativa, aproximadamente una semana antes del cambio de fotoperiodo a 12/12. Es posible que el vegetal necesite algo de mantenimiento durante la floración. Esto es, cortar las ramas que vuelvan a nacer. 

¿Dónde hacer la poda?

El objetivo de la poda lollipop es eliminar las ramas que quedan fuera del rango de luz de los focos en el cultivo interior para que la plata dirija sus esfuerzos a los cogollos que tienen todos los recursos necesarios para crecer grandes y densos. Las ramas inferiores de la planta son las que suelen quedarse en la zona sombreada, por lo que se sustraen.

¿Cuánto podar?

Antes de comenzar con la poda lollipop es importante identificar correctamente las zonas de las plantas de cannabis que no reciben suficiente luz. Es mejor dedicarle tiempo a esta tarea que cortar de más y retirar las ramas incorrectas que, en lugar de hacer aumentar la productividad, la reducirán. 

En general, suele podarse el tercio inferior del vegetal. En ningún contexto se superará el 50% de las ramas eliminadas, esto se traduciría como una aplicación deficiente de la técnica. Es importante cortar justo donde comienza la rama que se quiere extraer, pegado al tallo con cuidado de no dañar ninguna otra parte de la planta.

Cómo hacer la poda lollipop paso por paso

cultivo con poda lollipop

  1. Hacerse con unas tijeras adecuadas para la poda lollipop como son las tijeras de punta curvada. Éstas deben estar desinfectadas y afiladas. Otra opción es hacerlo con las manos, pellizcando la rama por el lugar adecuado para que salga a la perfección. No obstante, es una forma arriesgada, sobre todo para los principiantes, puesto que la rama puede no despegarse a la primera y acabar dañando otros tejidos de la planta.
  2. Identificar las zonas donde no incide la luz. Antes de empezar a podar es imprescindible dedicar un poco de tiempo a analizar exactamente la parte de la plata que queda en la sombra (siempre en la zona inferior). Por supuesto, debe llevarse a cabo antes de la fase de floración.
  3. Cortar las ramas seleccionadas desde el punto en el que nacen, pegadas al tallo, pero con sumo cuidado de no dañar ningún otro tejido del vegetal. 

Una vez cortadas las ramas pertinentes es recomendable esperar de 3 a 7 días para cambiar de fotoperiodo, así la planta puede recuperarse del estrés sufrido. Por otro lado, no es necesario deshacerse de las ramas retiradas. Pueden utilizarse como esquejes y hacer clones. Para ello, basta con poner en agua las ramas recién cortadas y, una vez concluída la poda, sumergirlas en gel de clonación. Colocándolas en un cubo con lana enraizarán.

Además, es esencial tener presente los casos en los que no se debe aplicar la poda lollipop. Debido a su corto ciclo de vida, no es recomendable practicar ningún tipo de poda a los ejemplares autoflorecientes, ya que no cuentan con el tiempo necesario para recuperarse. Tampoco se debe practicar en exterior. El sol incide prácticamente en toda la planta, lo que podar significaría perder parte de la producción.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)