Como hacer Fresh Chillied Hash

El mundo del cannabis es algo que avanza a la carrera, con tiempo y esfuerzo mucha gente de este sector consigue hacer verdaderas virguerías. En este artículo vamos a centrarnos en el tema de las extracciones, para ser exactos en un tipo de hachís. Hay muchas clases según su procedencia y método de extracción. En esta ocasión vamos a ver como se hace el Fresh Chillied Hash, un revolucionario hachís, que probablemente sea el mejor que existe.

Este tipo de extracción se hace con hielo y agua, como si fuera el Ice-Olator. Una de las diferencias del método convencional, es que en esta modalidad lo hacemos en fresco. Esto quiere decir, que usaremos los cogollos de una planta recién cosechada. En el proceso de cosechado, secado y curado se pierden muchos terpenos (portadores de los aromas-sabores), y es lo que no queremos. Esto hará que la extracción resultante tenga unas cualidades organolépticas muy resaltadas, prácticamente como si estuviéramos oliendo la planta de la que procede. Esto hará que muchos amantes de los sabores de la marihuana, se decanten por hacer esta clase de hachís, pues disfrutarán de todo el sabor y efecto de la hierba que elijan.

Otro punto a destacar de hacerla con la planta recién cosechada, es que se triturará mucho menos la materia vegetal. Cuando decimos esto, nos referimos a los pequeños trocitos de cogollos y hojas que se desprenden de una planta seca en el proceso de extracción. Estos trozos se mezclan con el resto de la resina, los cuales acaban bajando la pureza de nuestro hachís.como hacer fresh chillied hash foto de bolsas foto de bolsas extractoras

En el caso del Fresh Chillied Hash no ocurre eso, consiguiendo un resultado de calidad muy elevada. Esta técnica es la hermana del Fresh Frozen Hash, ya que se hace de la misma manera, salvo que en la Frozen se congela la marihuana y en la Chillied se enfría entre 2-4ºC. La modalidad Frozen surgió primero, y posteriormente se inventó la variación Chillied.

El método de extracción Fresh Frozen Hash, daba muy buenos resultados salvo por una pega. La planta en viva no aguanta bien las heladas, y cuando se congelan sus hojas los cristales acaban rompiendo sus células, y finalmente la hoja se muere, y cuando hacemos una extracción pasa lo mismo. Tras una pasada larga o segundas pasadas, se descongelan los cristales de hielo situados en los huecos de la epidermis de los cogollos-hojas, dando paso a que se libere la clorofila. La clorofila se mezcla con el agua y la resina, haciendo que nuestra extracción tenga un color más oscuro y un peor sabor.

Hasta hace un tiempo, se pensaba que congelando la marihuana conseguíamos la máxima extracción de tricomas, ya que con el frío se desprenden mejor que a temperatura ambiente. Después de diversas pruebas, se descubrió una variante llamada Fresh Chillied Hash. En este método la hierba se enfriaba en vez de congelarla (a unos 4ºC). Haciéndolo de esta manera se consiguió hacer una extracción de resina, más o menos de la misma cantidad que congelándola, pero evitando que se liberase la clorofila. Al no salir clorofila, las extracciones eran mucho más puras, incluso haciendo varias pasadas. Para dejar terminar nuestro rico hachís, tendremos que dejar que se seque como en cualquier extracción con mallas y agua. Lo dejaremos en un lugar oscuro y seco durante 4-5 días, para que tenga un correcto proceso de secado. Pasado este tiempo ya podremos empezar a consumirlo, habiendo adquirido mayor dureza, transparencia y aroma.

El único inconveniente de hacer el Fresh Chillied Hash, es que no podemos tardar mucho tiempo en hacer nuestra extracción. Como mucho podemos tardar unos 3-5 días en hacerla, desde que cosechamos nuestras plantas. Al no congelar la hierba y guardarla en la nevera, no podemos tardar más tiempo en hacer nuestra extracción, ya que sino corremos peligro de que la hierba pierda propiedades.

Si la hacemos como toca, tendremos la extracción de hachís más pura y sabrosa que se puede hacer hasta ahora. Una cosa a tener en cuenta para hacer este hachís, es que no se necesitan materiales caros, ni conocimientos muy avanzados, pudiendo hacerla cualquiera que se lo proponga. Este es tan puro que puede llegar a parecernos una extracción de BHO, solo que en este caso no usaremos ningún gas como solvente. Al no usar ningún gas, nuestra extracción será más segura, tanto en el momento de hacerla como cuando la vayamos a consumir.