¿Cómo limpiar un grinder?

Mantener el grinder limpio es fundamental para su buen funcionamiento. Una grinder sucio no tritura el cannabis de forma efectiva, restándole calidad a los blunts preparados con él. Tras varios usos, la resina y el aceite que contiene la marihuana queda adherida, sobre todo, a los dientes del aparato y se solidifica a su alrededor, impidiendo que cumpla su función. Por esto, es menester saber cómo limpiar un grinder y hacerlo cada 15 días o un mes, según la frecuencia con la que se utilice. 

Existen grinders fabricados en diferentes materiales, por lo que no todos los métodos de limpieza servirán para la gran diversidad de ellos. Antes de comenzar, es imprescindible informarse sobre cómo limpiar un grinder según el material con el cual está construido con el fin de no dañarlo ni dejar restos de sustancias tóxicas para la salud. 

Cómo limpiar un grinder según el material del cual esté hecho

A excepción del grinder de madera y el grinder eléctrico, la limpieza del resto de estos instrumentos ha de comenzar con el exterior, pues la suciedad de esta parte proviene del polvo y otros elementos perjudiciales de nuestro entorno. Sin embargo, la resina que se acumula en el interior puede aprovecharse siempre que se extraiga de una forma adecuada y sin contaminarla. Es por esto, que hay que prestar especial atención a cómo se limpia cada parte del grinder. 

Grinder de metal repleto de tricomas

Siempre se empezará por la parte de afuera, con el dispositivo bien cerrado, enjuágandolo con agua y jabón. En el caso de los de madera y los eléctricos, se frotarán con un trapo humedecido en agua caliente. Además, un método de limpieza infalible para todos los grinders es meterlo en el congelador al menos durante 6 horas. El frío ayudará a despegar la resina que podrá reiterarse con un cepillo de dientes duro, una navaja, una cuchilla o similares; siempre dependiendo del material del triturador. Un cuchillo o navaja no es apropiado para el plástico o la madera ya que se puede rayar o arrancar parte del aparato.

Cómo limpiar un grinder de metal o aluminio: alcohol

Una vez limpio el exterior, lo primero es separar las piezas del grinder. Hay grinders que se dividen hasta en 5 partes, por lo que habrá algunos que contengan un depósito al final para almacenar los tricomas que desprende el cannabis durante el triturado. Ésta se puede recoger con la paleta que el propio grinder suele incluir con la compra y aprovecharlo como cualquier otra extracción de polen. No obstante, siempre quedará una capa adherida al suelo imposible de retirar de esta forma.

Tanto esta capa como el resto del grinder de metal o aluminio se limpiarán introduciéndose en alcohol puro. Éste diluirá la resina y, la más adherida la reblandecerá. Ésta última habrá que retirarla con un cepillo de púas duras. También es conveniente barrer el resto de las superficies del grinder para eliminar posibles restos.

La resina que ha quedado en el alcohol se puede reutilizar dejando que el líquido se evapore. Entonces quedará únicamente la extracción. 

Grinder de plástico

Aplicar alcohol sobre productos de plástico no es recomendable, ya que se corre el riesgo de estropear la pintura del producto así como de liberar productos tóxicos del propio plástico. Por lo tanto, veamos cómo limpiar un grinder de plástico.

En este caso, la mejor técnica es utilizar agua hirviendo. Para ello, bastará con colocar un cazo al fuego con agua y dejar a remojo todas las partes del grinder unos minutos, con lo que la resina se reblandecerá. Tras enfriarse unos segundos, se retira la suciedad con un cepillo de dientes, un pincel, bastoncillos, algodón o similares. Un último enjuague con agua y ya está listo.  

Grinder de madera

Los grinders de madera son los más delicados, pues este material es capaz de absorber las sustancias que entran en contacto con él y el agua provoca que se hinche y se eche a perder. Por lo tanto, hay que prestar mucha atención a cómo se limpia este tipo de grinders. 

Grinder de madera

La mejor forma de mantenerlo es retirando asiduamente la suciedad con un bastoncillo, pinceles o con un cepillo de dientes. En el caso de haberse acumulado demasiada resina, se puede usar el método del congelador

Cómo limpiar un grinder eléctrico

No son pocos los propietarios de un grinder eléctrico que se preguntan si se pueden limpiar de alguna forma y, sobre todo, cómo limpiar un grinder eléctrico. La respuesta es sí, pero siempre con cuidado. Éstos son los pasos a seguir:

  1. Desmontar la cazoleta
  2. Introducir la cazoleta junto con las cuchillas (que habrá que desenroscar) en alcohol etílico para disolver los restos de resina que contengan. 
  3. Dejar unos minutos a reposo.
  4. Cepillar ambas partes eliminando los posibles residuos que hayan podido quedar adheridos. 
  5. Como ocurre con los grinders de metal, dejando evaporar el alcohol es posible recuperar los tricomas que se hayan desprendido de la cazoleta y las cuchillas.

Una vez que se ha desmontado el grinder, es una buena oportunidad para limpiar la resina acumulada en el mecanismo interior con un punzón o cuchilla, ya que esta resina va impidiendo su correcto funcionamiento a la vez que acorta la vida útil del grinder.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)