¿Qué es y cómo se hace la descarboxilación de la marihuana?

Para preparar comestibles con cannabis no es suficiente agregar el material vegetal a una masa o a una salsa para que el plato otorgue los efectos psicoactivos del THC o terapéuticos del CBD. La planta crea todos sus compuestos con sus propiedades inactivas, por lo que es necesario aplicar calor para que estas produzcan sus efectos característicos, es decir, descarboxilar la marihuana. 

¿Qué es descarboxilar? 

La descarboxilación es una reacción química que se produce a nivel molecular cuando se  aplica calor a la marihuana con el fin de activar sus propiedades psicoactivas. Los terpenos y cannabinoides en la planta se encuentran es su forma ácida y, por lo tanto, sus efectos están “desactivados”. Al aplicarle calor de forma controlada, durante un tiempo determinado, la marihuana se descarboxila y adquiere todas sus propiedades. 

Por ejemplo, una flor de cannabis recién cortada es rica en THC-A (forma ácida del tetracannabinol – THC). El THC es el cannabinoide que proporciona a la planta su característico efecto psicoactivo pero, ingerida en fresco y sin ninguna alteración producida por el calor, no producirá efecto alguno. Para que esto no ocurra, es menester descarboxilar la marihuana.

descarboxilar la marihua automaticamente

No obstante, cuando al producto se le aplica el calor de una llama o de un vaporizador, la descarboxilación se produce de manera automática. Por lo que, para estos fines, no es necesario descarboxilar la marihuana, a pesar de que no es incompatible. 

¿Cómo se descarboxila la marihuana?

Existen varios métodos para llevar a cabo la descarboxilación de la marihuana, pero todos tienen un punto en común: la aplicación de calor constante al cannabis. Se puede realizar en un horno, en un microondas, al baño al maría, e incluso en un dispositivo concreto para este fin. 

Horno

Descarboxilar la marihuana paso a paso

  1. Precalentar el horno a 110ºC.
  2. Utilizar un grinder para triturar de forma homogénea las flores. 
  3. Colocar papel vegetal (antiadherente) en una bandeja de horno y esparcir el material vegetal de forma uniforme sobre él. 
  4. Mantener en el horno 45 minutos. 

Ésta es la manera más extendida de descarboxilar la marihuana, aunque hay quien juega con las temperaturas y los tiempos. Aun así, no es recomendable aumentar la temperatura más allá de los 120 ºC para ahorrar tiempo ya que, más allá de esta temperatura, los terpenos más volátiles desaparecerán y no podrá disfrutarse de sus propiedades organolépticas (el cannabis perderá aroma y sabor). 

descarboxilar marihuana en el horno

Al salir del horno, la materia vegetal ha de tener un color marrón-amarillento. En el caso de adquirir esta tonalidad antes de terminar el tiempo estipulado en la receta, es aconsejable sacarlo para evitar que se queme, pues el cannabis quedará inservible. 

Una práctica muy extendida para perder una cantidad menor de terpenos consiste en colocar la marihuana en un sobre hecho de papel de aluminio con pequeños agujeros en la parte superior. Pasado el tiempo estimado de descarboxilación de la marihuana, se deja enfriar para que el material vegetal reabsorba los vapores que contienen terpenos. Así, las cualidades organolépticas se multiplicarán. La única consideración a tener en cuenta es que, de esta forma, el tiempo en el horno puede reducirse al concentrarse una cantidad mayor de calor en el interior del sobre. 

Baño maría

Para descarboxilar marihuana al baño maria se puede utilizar tanto el cannabis envasado al vacío como un tarro de cristal. La ventaja del primer método es que el aroma no impregna toda la casa. Además, al baño maría es más difícil estropear el material vegetal. 

  1. Fraccionar las flores en trozos más pequeños. En este caso no se ha de triturar como en los métodos anteriores.
  2. Introducirlas en una bolsa al vacío  y proceder al envasado con el dispositivo apropiado para ello; o colocarla en un recipiente de vidrio resistente al calor (sin tapadera).
  3. Hervir agua en un cazo. 
  4. Una vez hirviendo, bajar la temperatura a 95º para mantenerla lo más caliente posible sin que llegue a hervir.
  5. Sumergir en el agua la bolsa o colocar el bote en el interior del cazo durante una hora.

Microondas

Es el método más rápido para descarboxilar marihuana pero conlleva el riesgo de quemarse con facilidad si no se ajustan correctamente los parámetro de calor y temperatura. En este caso, el cannabis ha de estar triturado del mismo modo que en el caso anterior. 

  1. Colocar el cannabis triturado en un plato.
  2. Calentar durante 3 minutos a temperatura media

descarboxilar la marihuana en el microondas

Es muy importante tener en cuenta que cada microondas es distinto, por lo que debemos vigilar atentamente la marihuana durante todo el proceso de descarboxilación en microondas. Es posible que, pasados tres minutos, no haya adquirido el tono adecuado. Cuando esto ocurra se introducirá de nuevo en el microondas pero durante menos tiempo. Estará listo una vez se aprecie el color marronáceo que se obtuvo en el horno. Los sentidos también son muy útiles en este momento: se debe percibir un olor intenso al producto pero nunca llegar a quemarlo

Dispositivos específicos para descarboxila marihuana

Actualmente existen aparatos fabricados específicamente para descarboxilar marihuana y facilitar esta larga tarea, que implica contar con el tiempo que necesita el proceso porque es necesario vigilar el cannabis de cerca para no quemarlo o reponer el agua del baño conforme esta se evapore. 

Un descarboxilar es un dispositivo, normalmente con forma cilíndrica, en cuyo interior se introducen los cogollos troceados. Permite escoger la temperatura y el tiempo durante el que se quiere descarboxilar la marihuana. Una de las mayores ventajas de utilizar este aparato es que el proceso se realiza solo, sin necesidad de vigilancia.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)