Dinafem

DinafemHacer semillas que satisfagan a los cultivadores en todos los sentidos es el objetivo de Dinafem, por lo que cuenta con una increíble variedad de semillas, con características totalmente diferentes entre ellas. El elevado número de genéticas permite cubrir prácticamente todos los rangos en cuanto a sabores y efectos, ofreciendo un sinfín de posibilidades, ya sea con fines recreativos o lúdicos.

Su nacimiento se remonta a 2005 cuando su breeder principal y fundador el Professor OG, decide dejar de crear semillas para otros bancos y decide crear su propia marca, especializándose en las semillas feminizadas. En la actualidad las semillas feminizadas son algo esencial en un banco de semillas, pero cuando estas aparecieron, muchos cultivadores se negaban a utilizarlas alegando una reducción en la potencia y vigorosidad de la genética. Dinafem fue uno de los pocos bancos en confiar en este tipo de semillas y apostar por ellas, lo que le permitió ganar muchos seguidores y fama rápidamente, pues ofrecían semillas de la misma calidad que otros bancos, pero con la garantía de feminidad de sus semillas. A día de hoy, más de 10 años después, Dinafem se ha mantenido en la misma línea que en el momento de su apertura, por lo que contamos con uno de los bancos más experimentados en semillas feminizadas, ofreciendo año tras año, cepas cada vez más potentes y productivas.

Semillas de Dinafem

Para seleccionar una de estas genéticas hay que tener en cuenta los gustos y necesidades del cultivador, además de las condiciones y características básicas de la zona de cultivo. Dispones de espectaculares índicas predominantes como Bubba Kush, Critical + o California Hash Plant, entre otras, todas con producciones muy elevadas, efecto muy relajante y floración rápida, pero con sabores totalmente diferentes. Otros híbridos más equilibrados son Big Kush, Blue Widow o Industrial Plant, todas genéticas nacidas de cruces entre índicas y sativas, con estructuras, sabores y efectos totalmente diferentes. Si en cambio tu favoritas son las sativas, dispones de increíbles genéticas como Royale Haze, Super Silver, u Original Amnesia, genéticas con sabores totalmente diferente y efectos cerebrales muy marcados, pero con floración levemente más larga.

Si estos son tus comienzos como cultivador y todavía no tienes claro que genética vas a desarrollar, puedes confiar plenamente en Dinafem, pues su catálogo incorpora genéticas que destacan especialmente por su facilidad de cultivo.

En la búsqueda de ofrecer siempre la mejor garantía a sus fieles cultivadores, todas sus semillas pasan por un riguroso proceso de selección, donde cientos de semillas son descartadas, ofreciendo únicamente a la venta las semillas catalogadas como 100% viables. Antes de realizar este proceso todas las semillas son limpiadas de cualquier impureza o resto vegetal, de manera que queden totalmente limpias y visibles, antes de realizar la selección.

Una vez realizado el descarte, las semillas supervivientes son introducidas en tubos de Eppendorf (ahora casi todos los bancos de semillas utilizan estos tubos, Dinafem fue el primero en hacerlo), junto con un poco de gel de sílice y un trozo de espuma de poliuretano. El gel de sílice absorbe la humedad y mantiene las semillas secas, mientras que la espuma queda en medio del tubo, separando la semilla del gel de sílice. Posteriormente este tubo es introducido en una caja metálica que protegerá su contenido, hasta llegar a manos del cliente. El almacenado se realiza en grandes cámaras frigoríficas con extractor, que mantienen las semillas frescas sin aumentar la humedad, donde se mantienen hasta el día de su venta, ya sea a un distribuidor externo o venta directa desde su propia web.

Tal es la seguridad en la capacidad de germinación de sus semillas, que ofrece garantía por fallos de germinación, siempre que se pueda demostrar que ese fallo no es culpa del cultivador. Únicamente hay que ponerse en contacto con su Servicio de Atención al Cliente y mandarles una copia de tu ticket de compra, explicar el método utilizado para la germinación y aportando alguna foto de los pasos realizados.

Confiar en Dinafem es asegurar la calidad de tu cultivo, tendrás plantas fuertes y productivas, a las que provocar un estrés o un retraso será difícil o casi imposible. También asegurarás la homogeneidad de tus cepas, especialmente si cultivas en indoor, donde la diferencia entre fenotipos puede dificultar bastante el cultivo.