Dutch Passion

¿Quiénes son?

Dutch Passion es uno de los bancos más antiguos del mundo. Fue fundado por el famoso biólogo Henk van Dalen en Ámsterdam en 1987, siendo una de las compañías pioneras en obtener las mejores genéticas cannábicas durante la década de los 90. Se caracteriza por ofrecer un gran catálogo de variedades clásicas originales de todo tipo. Gracias a sus años de experiencia, esta empresa ha construido una increíble red que cuenta con los mejores investigadores y productores del sector. Todas sus variedades son cuidadosamente seleccionadas, garantizando un elevado rendimiento tanto en cultivos de interior como en exterior. 

Valores de la marca

Dutch Passion es todo un clásico en la industria, avalado por su experiencia y por el gran número de copas y premios obtenidos a lo largo de su trayectoria. Cabe poner en valor sus reconocidos trabajos de selección a la hora de estabilizar y ofrecer las mejores genéticas de marihuana para que los cultivadores más exigentes puedan obtener la máxima calidad.

Otro de los principales valores de la empresa es mantener una constante innovación, así como evolucionar en las técnicas para desarrollar genéticas con altos porcentajes de feminidad. Además, en la actualidad han determinado unos aspectos más estrictos para las semillas feminizadas autoflorecientes (Automatic). Nunca han tenido miedo a romper los esquemas convencionales para innovar y poder ofrecer semillas fiables de excelente calidad y los mejores niveles de rendimiento de sus cepas.

El objetivo de Dutch Passion es continuar con su destacada posición como referente en el sector cannábico. Siendo un banco de confianza para el productor autosuficiente de cannabis medicinal y recreativo.

Dutch Passion: sus variedades de semillas de cannabis

Dutch Passion cuenta con un increíble catálogo, con más de 50 variedades. Desde feminizadas, automáticas y regulares hasta semillas de CBD. Cabe poner en valor que muchas de sus genéticas clásicas y originales han sido premiadas, como sus legendarias White Widow, Blueberry, Skunk #11, Power Plant y Mazar. En la actualidad se han convertido en importantes cepas que constituyen la base de otras nuevas al realizar cruces con estas.

Entre las más conocidas destacan:

  • Blueberry: es de las variedades más reconocidas de Dutch Passion. Se trata de una cepa predominantemente indica (80% Indica, 20% Sativa) con sabor afrutado que produce un efecto placentero y prolongado al fumarse. Su aroma dulce y su sabor a arándanos lo convierten en una de las variedades más afrutadas del mercado. 

Ha sido premiada, con el primer premio en la High Times Cannabis Cup en 2000, y con el tercer premio en la High Times Cannabis Cup en 2001.

  • Shaman: otra de sus variedades más destacadas, la Shaman es una cepa híbrida sativa (75% sativa y 25% indica). Se trata de un híbrido F1 que proviene del cruce entre Purple #1 y Skunk. Se caracteriza por su naturaleza robusta, siendo  altamente resistente a los ácaros, al moho y a la pudrición de cogollos. Muchas de estas semillas dan como resultado plantas con unas tonalidades moradas que le otorgan un aspecto muy atractivo.

shaman de dutch passion

Al abrir una bolsa de flores Shaman se liberan aromas con toques de menta, canela, vainilla, cítricos y azúcar, experimentando sensaciones dulces, ácidas, especiadas y de sándalo.

  • California Orange: una de las cepas más premiadas, es una variedad clásica híbrida (50% indica y 50% sativa). La California Orange destaca por su gran cantidad de THC y su aroma cítrico. Provoca un efecto eufórico, parecido a las sativas. 

Esta variedad desarrolla plantas altas, vigorosas y que florecen con gran rapidez. Una elección idónea para cultivadores que quieran elaborar hachís artesanal de calidad.

california orange de dutch passion

Historia de Dutch Passion

Dutch Passion fue fundado en Ámsterdam en el año 1987, pero data de 1977 cuando su fundador, Henk van Dalen, se inició en el cultivo de cannabis en Holanda para sus propias necesidades. Estudiante de biología, Henk también se dedicó al estudio de la farmacología y de los efectos de los psicodélicos y de otras drogas, hasta convertirse en uno de los pioneros en el cultivo de cannabis.

Henk van Dalen utilizó landraces procedentes de Tailandia y Nigeria y comenzó a realizar cruces de estas con otras variedades. Su fama fue creciendo poco a poco en el mundo del cannabis, por sus semillas de primera calidad. A principios de los años 80 Henk trabajaba con productores a pequeña escala, ofreciendo sus productos como Passion#1 que proporcionaba un 18% de THC, siendo comparado con el mejor hachís de la época, el Pakistán Chitral Kush. 

Este hecho marcó un hito en el mundo cannábico, puesto que se estaba descubriendo que ya no era necesario importar la hierba de buena calidad. Gracias al trabajo de cultivadores como Henk, se demostró que los cultivadores podían producir de forma fácil su propia marihuana escogiendo las semillas adecuadas.

Henk siguió con su trayectoria y fundó el primer coffeshop de Holanda en 1988 bajo el nombre “Homegrown Fantasy”. Se trata del primer establecimiento de estas características en comercializar únicamente productos cultivados y procesados en dicho país. Ganó el trofeo High Times por la afamada y reconocida mundialmente variedad Haze.

Dutch Passion y la creación de las semillas feminizadas

Una de las mayores aportaciones del fundador de Dutch Passion al mundo del cannabis fue la creación de semillas feminizadas en los 90. Para los cultivadores primerizos fue un gran descubrimiento, evitando quebraderos de cabeza para obtener cultivos abundantes y de calidad. De esta manera, no tenían que cultivar más plantas de las necesarias, empleando menos recursos económicos, así como tiempo y esfuerzo.

dutch passion historia

Dutch Passion en la actualidad

Dutch Passion conserva alrededor de una tercera parte de semillas “no feminizadas”, para aquellos cultivadores que quieren experimentar y realizar cruces genéticos, aunque la mayor parte de sus semillas son feminizadas, conservan la venta de semillas regulares.

Este banco de semillas entiende las necesidades de los cultivadores modernos, con una amplia colección de semillas para todo tipo de clientes. Ofrece desde las mejores variedades con genética original hasta las últimas novedades auto feminizadas de gran velocidad y rendimiento.

La filosofía de Dutch Passion cree que la marihuana medicinal es una gran alternativa cada vez más normalizada en lugar de las medicinas convencionales. En definitiva, goza de una gran reputación en el sector y con un reconocimiento en todo el mundo, gracias a sus contribuciones y logros en el mundo del cannabis.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)