¿Qué es la iluminación LEC para indoor?

LEC¿Qué es un LEC?

La iluminación LEC para cultivo es una versión mejorada de las luces HPS, una luz de haluros metálicos cerámicos. Una de las diferencias principales con sus predecesoras es que las LEC necesitan menos vatios para producir la misma o más luz. Estas luces tienen unos tonos rojizos y azulados, pero si por algo se caracterizan es porque son las más completas del mercado lumínico.

Esto se debe a que el espectro lumínico de las bombillas LEC es el más completo que hay hasta el momento entre la luz artificial. El espectro lumínico que emiten es el que más se parece al producido por el sol. Por lo que las plantas crecerán de una manera muy correcta y darán cosechas de una muy buena calidad.

Una de las características principales que tienen estas bombillas es su vida útil, que puede ir desde las 15000 a las 30000 horas. De 2 a 3 años y medio de uso continuado. La mayoría de estas bombillas usan casquillo PGZ 18, por lo que es necesario colocar un casquillo adaptador E-40. Para el buen uso de estas luces se deben colocar en luminarias con diferentes porcentajes de reflexión. El cultivador deberá elegir la luminaria que mejor se adapte a sus cultivos.

Ventajas de iluminación LEC para cultivo indoor:

  • Una de las ventajas principales de estas luces es que son unas bombillas de una gran duración.
  • La luz que emiten estas bombillas es de una gran calidad, eso conseguirá que no se modifique el color de las plantas. De esa forma el cultivador podrá saber en todo momento qué variedad está cultivando. Otro tipo de bombillas pueden alterar un poco el color de las plantas de cannabis.
  • El espectro lumínico que emiten es prácticamente completo, eso quiere decir que se asemeja mucho al que emite el sol. Las plantas crecerán de una manera bastante correcta con este tipo de bombillas y no habrá ningún problema si se realizan bien las cosas.
  • Una de las principales ventajas que suelen tener estas bombillas es que producen rayos ultravioletas tipo B, los llamaos UV-B, unos rayos que tienen un poco más de energía que los conocidos rayos UVA. Este tipo de luz puede hacer que el THC de las plantas aumente en más de un 25%. Siempre que se utilice con cabeza, las plantas mejorarán y los agricultores notarán esos cambios en sus cosechas de marihuana.

Desventajas de iluminación LEC para cultivo indoor:

  • Las luces LEC para cultivo son unas luces de una potencia muy elevada, las lámparas LEC son unas luces que producen los Rayos UV-B, son unos rayos de luz iguales a los que produce el sol y pueden llegar a ser dañinos para el ser humado. Por eso se recomienda utilizar gafas y otro tipo de protección como crema o ropa a la hora de vigilar los cultivos. Una exposición elevada a estos rayos puede causar cáncer de piel.
  • El coste de estas luces es muy elevado si se compara con el resto de bombillas que se utilizan en el mercado cannábico. Aunque dependiendo de la marca y de la potencia, el precio será uno y otro. Habrá que elegir la que mejor se adapte a los cultivos y a los bolsillos.
  • La iluminación LEC genera mucho calor. Eso puede afectar a los cultivos de una manera u otra, también puede afectar al cultivador económicamente, ya que deberá aumentar la inversión del espacio de cultivo y comprar ventiladores y extractores. Un mal uso de estas luces puede acabar con los cultivos y dejar al cultivador sin la ansiada cosecha.
  • Está totalmente prohibido utilizar una bombilla LEC si ha sufrido algún problema, puede acabar con el cultivo o dañar al cultivador.

PPF de las iluminación para cultivo indoor

Los flujos de fotones fotosintéticos son los encargados de medir la luz PAR que emiten las lámparas por cada segundo. Cada tipo de lámpara tiene una conversión diferente, en el caso de las luces LEC se calcula multiplicando 0,0141 por cada lúmen que emiten las lámparas.
Para eso hay que tener primero los vatios de cada tipo de bombilla, en el caso de las luces LEC las bombillas que más se usan son las de 315 W, 630 W y 945/1000 W.

Bombillas LEC 315 W

  • Estas bombillas de 315 vatios suelen tener unos 37000 lúmenes. Por lo que los tienen 521,7 PPF (Flujo de fotones fotosintéticos).

Bombillas LEC 630 W

  • Las bombillas de 630 vatios llegan a superar los 74000 lúmenes. El flujo de fotones fotosintéticos de estas bombillas es de 1043, 4 PPF.

Bombillas LEC 945/1000 W

  • En el caso de las bombillas LEC de 945 o 1000 los lúmenes van de 100000 a 120000 lúmenes, por lo que el flujo de fotones fotosintéticos irá de 1410 a 1692 PPF.

¿A qué distancia poner los focos LEC y qué temperatura tiene que haber?

Bombillas LEC 315 W

  • Estas luces se deben colocar a un mínimo de 40 centímetros entre el foco y la punta de las plantas en crecimiento y bajar a 30 en floración.

Bombillas LEC 630 W

  • La distancia mínima entre los focos y la punta de las plantas tiene que ser de unos 50 centímetros en la etapa de crecimiento y 40 en la de floración.

Bombillas LEC 945/1000 W

  • Estas luces son las que más potencia tienen, por lo que la distancia entre las puntas de las plantas y los focos tiene que ser de unos 60 centímetros en crecimiento y 50 en floración.
    Hay que dejar claro que la temperatura que tiene que haber en la punta de las plantas con los tres tipos de bombilla tiene que ser de 24 o 25 grados centígrados.

¿Cuánto espacio de cultivo cubren la iluminación LEC?

Bombillas LEC 315 W

  • Las bombillas LEC de 315 W cubren un espacio de cultivo de 1 metro x 1 metro y se pueden poner una media de 9 macetas de 11 litros.

Bombillas LEC 630 W

  • En el caso de las bombillas de 630 W pueden cubrir un espacio de cultivo de 1,2 metros x 1,2 metros y se recomienda poner unas 16 macetas de 11 litros.

Bombillas LEC 945/1000 W

  • Las bombillas de mayor potencia, las de 945/1000 W, son unas luces que pueden cubrir un espacio de cultivo de 1,5 metros x 1,5 metros y se pueden cultivar 25 macetas de unos 11 litros.

¿Qué temperatura de color tienen las bombillas LEC de 315 W, 630 W y 945/1000 W?

Las bombillas LEC tienen diferentes temperaturas de color, unas para cada una de las fases que tiene la planta. Las de 3000 K son únicamente para floración, las de 3100 K son unas bombillas mixtas que sirven tanto para crecimiento como para floración, también son buenas para esquejes y variedades índicas. Las de 4200 K son también mixtas, pero se recomienda mejor para ser usadas en crecimiento. Por último, las de 10000 K se utilizan para provocar un estrés lumínico en la ultima quincena de la planta y que las producciones sean de una calidad mucho mayor.

Después de hacer el análisis de estas bombillas hay que saber dos cosas. La primera es que si ya se dispone de bombillas HPS nuevas no sería recomendable el cambio a las LEC, pero si ya tienen unos años y están cercanas al final de su vida útil, sí es una buena inversión cambiar a bombillas LEC. Pero todo dependerá del bolsillo del cultivador.
Si quiere seguir aprendiendo sobre cómo cultivar y qué tipo de luces se adaptan mejor a sus cultivos, no dude en seguir leyendo las publicaciones de NotasdeHumo.com. La siguiente publicación hablará sobre los cultivos con luces Plasma, no se lo pierda.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)