¿Cómo funcionan las lámparas de plasma en cultivos indoor?

Cultivo marihuana lámparas de plasma.La lámpara de plasma nació con el objetivo de ser la lámpara de marihuana de los cultivos de indoor del futuro, unas lámparas que con el paso de los años se ha visto como no ha sido así, también se conocen como luces LEP, Light Emitting Plasma. Han ido apareciendo otras luces que han ido descartando y mejorando a las lámparas de plasma, es el caso de las luces LED o las LEC. Siendo estas últimas las más novedosas y con las que mejores cultivos se pueden realizar.

Lámpara de plasma precio

El principal problema de las lámparas de plasma es su elevado precio, no suelen bajar de 800 euros, en algunos casos puede superar los 2000 euros, algo que echa para atrás a la mayoría de los cultivadores. Con ese dinero se podría montar un espacio de cultivo prácticamente completo y de una calidad lumínica muy similar a la de las lámparas de plasma.

Uno de los atractivos de este tipo de luces es que el CRI, Colour Rendering Index, que alcanza esta iluminación ronda el 94 o 95. Cabe recordar que el Sol es el 100 en esta famosa escala de luz. Teniendo los mismos porcentajes de rayos UV y de rayos UV-B.

¿Qué es y cómo funciona una lámpara de plasma LEP?

Una lámpara de plasma es una bombilla de un tamaño muy pequeño que en su interior tiene una serie de gases que al entrar en contacto con la electricidad forman la luz. Esos gases que contienen estas bombillas en su interior se convierten en plasma, de ahí que la luz que se produzca sea tan elevada y de gran potencia. La luz que emiten este tipo de luces es de muy buena calidad, su espectro de luz es bastante completo y puede recordar mucho al espectro lumínico que emite el sol.

Con este tipo de luces las plantas se suelen desarrollar mucho más a nivel lateral, cosa que no pasa con otro tipo de luces que también se suelen destinar al cultivo como pueden serlo las HPS (bombillas de alta presión de sodio) o las CFL (bombillas fluorescentes de bajo consumo). En resumen, con estas luces se consiguen plantas mejor formadas en todas y cada una de sus partes.

Potencias de las lámparas de plasma

Al igual que pasa con otro tipo de bombillas para cultivar marihuana en indoor existen diferentes potencias. Cada una de ellas perfecta para una fase u otra de la planta.

  • Las lámparas plasma de 250 W tienen 35000 lúmenes.
  • Las de 400 W suelen tener unos 56000 lúmenes.
  • Las lámparas de 600 W tienen 84000 lúmenes.
  • Los de 1000 W tienen unos 140000 lúmenes.

Los lúmenes se pueden conseguir sabiendo que cada uno de los vatios que tienen estas luces equivales a unos 140 lúmenes.

¿Qué altura tiene que tener las lámpara de plasma?

La altura entre los focos y las puntas de las plantas es algo que hay que tener en cuenta a la hora de realizar el cultivo de marihuana. Todo esto depende del tipo de luz y de la variedad que se quiera cultivar. No todas las luces funcionan igual y no todas las plantas crecen de la misma manera. En el caso de las lámparas plasma la distancia varia dependiendo de la potencia que se le quiera enviar a las plantas.

  • 400/600 micro moles / m2 / s = Tiene que haber una distancia de 35 cm.
  • 200/350 micro moles / m2 / s = La distancia tiene que ser de 50 cm.
  • 100/200 micro moles / m2 / s = En este caso la distancia tiene que rondar los 70 cm.
  • 70/100 micro moles / m2 / s = En este punto la distancia tiene que ser de 1 metro aproximadamente.

Lo que se puede destacar positivamente de este tipo de iluminación es que no emite casi calor, algo que beneficia a las plantas y al bolsillo del cultivador que no tendrá que gastarse más dinero en adquirir artilugios para la extracción del aire caliente. Algo que se agradece debido a la gran inversión que hay que hacer para adquirir este tipo de iluminación.
Es un tipo de iluminación perfecta para ser utilizada como sustituta de las famosas bombillas HPS de alta presión de sodio. Su temperatura de color ronda los 5600 grados Kelvin.

¿Cuánto dura una lámpara de plasma?

La vida útil de estas bombillas suele ser de entre 30000 y 50000 horas, lo que vienen a ser de tres a cinco años. Este es un gran punto positivo para adquirir este tipo de iluminación, la vida que tienen es muy elevada. Se puede llegar a amortizar, en parte, la inversión de entre 800 y 2000 euros que cuestan. Estos datos son basándonos en un uso de las bombillas de un uso diario de hasta 18 horas.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 3)