Beneficios del alcohol de cannabis

Cada día, la planta de marihuana está más presente en el campo de la medicina. Las farmacias cuentan con varias marcas de cremas y aceites de cannabis. Incluso se han aprobado dos medicamentos con THC para tratar el dolor neuropático desencadenado por la esclerosis múltiple y las convulsiones derivadas del síndrome de Lennox-Gastaut y del síndrome de Dravet: Sativex y Epidiolex respectivamente. Ambos, necesitan receta médica, pero otros productos de aplicación cutánea como el alcohol de cannabis poseen muchos beneficios y cualquier persona lo puede utilizar

¿Qué es el alcohol de cannabis?

El alcohol de cannabis es un producto de aspecto similar al alcohol etílico que se compra en farmacias como desinfectante para las heridas; pero, en este caso, su principal principio activo es el cannabis. De hecho, este compuesto le da un tono verdoso que permite diferenciarlos a simple vista.

alamcenar el alcohol de cannabis

El alcohol de cannabis no posee efectos psicoactivos, pues, al ser un producto no ingerible, no es capaz de provocar las consecuencias adversas que todo el mundo relaciona con el cannabis. Es más, este producto se fabrica únicamente con cáñamo, una planta de cannabis de alto contenido en CBD y muy poco THC. En concreto, el nivel de THC no debe superar el 0,2% para poder ser vendido legalmente, pues así lo dicta la ley actual en España. 

De este modo, lo más habitual es emplear las flores y las hojas de marihuana en verde, por lo que el componente que incluirá el alcohol de cannabis será la versión ácida de los cannabinoides, los cuales también poseen varios beneficios pero ningún efecto secundario negativo. Las principales propiedades del CBDA y el THCA (forma ácida del CBD y THC) son antiinflamatorias y analgésicas

Alcohol de cannabis: beneficios y usos

Existen dos formas de elaborar el alcohol de cannabis: utilizando las hojas y flores de la planta, o mezclando el alcohol con aceite de semilla de cannabis, algunos beneficios de las cuales son similares al de la planta en verde. 

Por sus propiedades analgésicas, antiinflamatorias, e incluso relajantes; es habitual utilizar el alcohol de cannabis para combatir los síntomas de la artritis, reumas y cualquier otro dolor muscular o articular, incluyendo los golpes

Además, es altamente hidratante y apto para las pieles grasas, pues el cáñamo es seborregulador. Por esta razón, las personas con acné también pueden utilizarlo con moderación. Los principales ingredientes de este producto son el alcohol etílico (el mismo que se adquiere en farmacias) de alta graduación, y el cáñamo en cualquiera de sus formas. Para evitar la sequedad de la piel que habitualmente produce este tipo de alcohol, también se añade algún aceite vegetal. De esta forma, también se facilita su absorción en la piel.

Cómo aplicar el alcohol de cannabis para aprovechar sus beneficios

Para aliviar las molestias musculares, lo ideal es aplicar el producto en la zona afectada,  masajearla durante unos minutos y dejar actuar al alcohol de cannabis para que aparecen sus beneficios. La misma fórmula es útil para las piernas cansadas. En el caso de la artritis, se puede emplear todas las veces que el paciente lo necesite, pues no es perjudicial para la piel. 

alcohol de cannabis beneficios

En general, para aliviar cualquier tipo de dolor físico, basta con aplicarlo en la zona mientras ésta se estimula, y esperar el tiempo que indique cada fabricante para conseguir su efecto. 

El alcohol de cannabis también beneficia a todo tipo de piel seca, hidratándola. Es tan fácil como aplicar un poco de producto en la zona afectada mientras se masajea ligeramente y dejarlo actuar. 

Cómo hacer alcohol de marihuana

Ingredientes

  • 10-15 g de hojas azucaradas o flores de cannabis verdes
  • 5 g de cannabis descarboxilado
  • 500 ml de alcohol de farmacia
  • Aceite vegetal (coco, oliva, semillas de cáñamo, almendra…)
  • Bote de cristal (1,5-2 l.)
  • Colador de tela 

Hacer alcohol de cannabis paso a paso

  1. Esterilizar el tarro de cristal hirviéndolo. 
  2. Introducir el cannabis en el bote, previamente troceado con ayuda de unas tijeras.
  3. Añadir el alcohol y asegurándose de que las flores quedan totalmente cubiertas. 
  4. Agitar la mezcla durante un minuto aproximadamente.
  5. Dejar macerar en un lugar oscuro y fresco durante 3-4 semanas.
  6. Agitar el bote una o dos veces diarias
  7. Colar el contenido a otro bote de cristal, separando el cannabis del líquido usando el colador de tela.
  8. Añadir el aceite vegetal.

Últimas recomendaciones

Una vez preparado el alcohol de cannabis, es menester almacenarlo en un lugar oscuro y fresco para que mantenga sus propiedades y se puedan aprovechar sus beneficios durante mucho más tiempo. Éstos provienen de los cannabinoides extraídos de la planta tras sumergirla en alcohol. Estos compuestos son muy delicados, y se deterioran con la luz, el calor y el oxígeno; por lo que abrir constantemente el ungüento también será perjudicial para él. 

Con el fin de evitarlo, se recomienda preparar un recipiente más pequeño para usarlo diariamente y rellenarlo cuando sea necesario. 

almacenar el alcohol de cannabis en un tarro mas pequeño

Por otro lado, en este caso se ha empleado cannabis descarboxilado. No es estrictamente necesario. De esta forma lo único que se quiere conseguir es aumentar las propiedades del alcohol de cannabis y, por ende, sus beneficios; pero será igualmente efectivo con materia vegetal recién cortada.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Vicente Quilis Galindo cuenta con más de 15 años de experiencia cultivando y aprendiendo sobre el cannabis y sus propiedades. Tras finalizar los estudios abrió su propio grow shop para convertir su mayor afición en su modo de vida. Más tarde viajó a Canadá para seguir instruyéndose sobre la maravillosa planta. Actualmente, sigue trabajando en el sector, en el que es considerado todo un experto. De hecho, ha sido juez en varias copas cannábicas y comparte su conocimiento escribiendo artículos informativos y catas de marihuana.