¿Cómo engordar cogollos?

Una buena cosecha no sólo depende del número de flores recolectadas, sino del tamaño de éstas. Cuando más grandes y densos, más cantidad de material vegetal se obtendrá. La clave para que esto ocurra es cuidar adecuadamente el cannabis durante todo su desarrollo, así como aplicar los productos necesarios de engorde de cogollos para aumentar la productividad. Éstos son algunos tips para conseguir una productividad abundante.  

Las mejores prácticas para conseguir el engorde de los cogollos del cannabis

Tamaño de las macetas

Las raíces del cannabis necesitan espacio para crecer. Una maceta con mayor capacidad fomentará un sistema radicular más extenso, lo que a su vez aumenta la capacidad de absorción de nutrientes de la planta que creará una estructura fuerte, grande y vigorosa durante la etapa de crecimiento. Esta base será la que soporte el peso de los cogollos durante la siguiente etapa y los alimentará, dando pie a un engorde de cogollos considerable de forma natural.

capacidad adecuada para el engorde de cogollos

En interior se aconseja utilizar tiestos de 7 u 11 litros para conseguir un tamaño considerable. También se puede utilizar la regla de los 100 litros por metro cuadrado, ajustándose a la capacidad de las macetas y teniendo en cuenta la forma de crecimiento de la genética plantada, pues también habrá que darle su propio espacio. En exterior, a partir de los 20 litros las plantas de marihuana crecerán robustas. 

Espacio

No sólo es importante el espacio para el sistema radicular, sino que también hay que darle a cada genética el que necesite. En un cultivo exterior, donde las plantas cuentan con un gran terreno, desarrollarán todo su potencial, pues las raíces no tendrán límites para crecer. Aun así, tanto en tierra madre como en macetas hay que tener en cuenta la estructura de cada cannabis y el espacio que ocuparán cuando terminen de crecer. De esta forma, se evita que se hagan sombra entre ellos

Lo mismo ocurre en interior, es menester conocer la estructura que formarán una vez concluído su crecimiento para colocar el número adecuado de ejemplares por metro cuadrado, de esta forma se saca el máximo partido a cada planta y, junto a los cuidados básicos, los cogollos destacarán por su engorde. 

Luz

Interior

La luz, junto con los nutrientes y el agua, es un factor fundamental para el crecimiento de la marihuana, por lo que es imprescindible dotarla de las horas de luz que necesita para conseguir un engorde de cogollos sorprendente. En interior, las semillas de marihuana fotodependientes necesitan 18h de luz durante el crecimiento y 12h durante la etapa de floración. Las automáticas, de 18 a 20 horas. 

luz adecuada para el engorde de cogollos

Para cada una de las fases de desarrollo las plantas prefieren un espectro de luz específico. Utilizando una bombilla mixta se le proveerá de las horas de luz necesarias pero no de la mejor calidad. En general, siempre es preferible emplear lámparas LED, ya que las de sodio generan demasiado calor. Aun así, en el caso de cultivar con HPS, la mejor opción es utilizar bombillas grow para el crecimiento y bloom para la fase de floración. En el caso de los LED, el cultivo de cannabis necesitará un espectro de 4200k durante el crecimiento y de 3100k para conseguir el mayor engorde de cogollos. 

Exterior

La luz exterior depende del clima en el que se cultive, por lo que habrá que escoger la mejor zona para situar las macetas o la plantación en tierra para un engorde de cogollos óptimo. En el hemisferio norte, orientando los vegetales hacia el sur y sembrando entre abril y septiembre, recibirán la mayor cantidad de luz posible. 

Sustrato y nutrientes adecuados

Para conseguir un engorde de cogollos natural, tanto el sustrato como los nutrientes tienen un papel fundamental. El sustrato es el lugar donde la planta pasará todo su ciclo vital, por lo que es menester que sea de la mejor calidad. Un producto comprado en una tienda no especializada no estará enriquecido ni estará aireado, por lo que no permitirá el desarrollo de un sistema radicular largo y fuerte, Además, puede contener cualquier tipo de plagas. 

Por otra parte, en cada etapa la planta demanda un tipo de nutrientes. Durante la germinación y la fase de plántula, se le puede ayudar con enraizante para potenciar las raíces. En la fase de crecimiento imperará el nitrógeno, mientras que durante la floración lo hará el fósforo y el potasio, lo que permitirá el crecimiento y engorde de los cogollos. 

Además, existen productos específicos para aumentar el tamaño de los frutos durante la última etapa del cultivo de marihuana. Los más usados son los conocidos como revienta cogollos, engordadores o estimuladores de floración. 

Humedad y temperatura

La planta de cannabis necesita unos parámetros concretos de humedad y temperatura para conseguir un engorde de cogollos óptimo en cada etapa. Respecto a la humedad los valores a cumplir serían:

  • Germinación: 70-80%
  • Plántula y crecimiento: 50-70%
  • Floración: 50-60%
  • Semanas de engorde: 40-50%

En cuanto a la temperatura, sólo es controlable en interior, pero lo ideal es que entre el día y la noche no cambie más allá de los 10ºC, 15ºC como máximo, para que la planta no reduzca su crecimiento. Concretamente, el foco debe dotar al cultivo de una temperatura entre 22 y 25ºC. Cuando está apagado la zona debe permanecer entre los 18 y 22ºC. 

Otros aspectos a tener en cuenta para un engorde de cogollos natural

El agua utilizada para el riego también debe cumplir unos estándares. Para  beneficio de  las raíces debe estar a 20-22ºC en el momento del riego. Además, declorarla (quitar el cloro) también se considera una buena práctica, así como oxigenarla o mantener los niveles adecuados de pH. Esto permitirá a las raíces absorberla fácilmente. Con el mismo fin se debe controlar el nivel de Ec. 

un agua de riego optima

Por supuesto, se debe proteger el cultivo de plagas y del moho. Una vez el ejemplar es atacado redirige su energía para luchar contra la amenaza dejando los demás procesos en pausa. Utilizar preventivos es de gran ayuda. 

Todas estas acciones facilitarán el engorde de los cogollos de las plantas de marihuana. Aun así, para conseguir la mejor cosecha se debe comenzar cultivando semillas de marihuana de variedades muy productivas como son las famosas White Widow, Moby Dick o cualquier cepa Critical o Afghana.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)